Por Javiera González Ruiz
7 noviembre, 2019

Parece que West definitivamente ganó la guerra de vestuario con su esposa.

Últimamente las cosas entre Kanye y Kim no han estado del todo bien. Es que ahora que el cantante es cristiano, ha cambiado prácticamente todo su estilo de vida y quiere que su familia también lo haga.

Y eso obviamente ha generado una serie de conflictos en el matrimonio.

Como cuando pelearon por el vestido «demasiado sexy» que Kim usó en la Met Gala…

AP

¡Que le quedaba increíble!

E!

O cuando le prohibió a su hija North usar maquillaje.

Kim Kardashian

Es que ahora Kanye se ha vuelto mucho más estricto e intenta controlar la vestimenta de su esposa.

Y al parecer Kim está cediendo, pues al menos el miércoles fue vista saliendo de un hotel junto al cantante y vistiendo un recatado vestido largo, que no dejaba ver prácticamente ni un milímetro de piel.

MediaPunch

¡Ni siquiera el cuello!

MediaPunch

Es que de acuerdo a una fuente cercana a la pareja, «Kanye solía sentirse orgulloso por el atractivo sexual de Kim, pero de repente se volvió conservador y ahora se encoge visiblemente cuando la ve salir de la casa mostrando demasiada piel», le dijo la fuente a Radar.

Lo cierto es que Kim se hizo famosa por mostrar sus prominentes curvas con sexys atuendos y enormes joyas valiosas… entonces ahora, no parece demasiado feliz de tener que ocultar su cuerpo que tanto ejercicio y dinero le costó.

Al menos así se le puede ver en las imágenes captadas por los fotógrafos:

Mega

¿Ven? No parece demasiado entusiasmada

MediaPunch

Pero… ¿volveremos a ver alguna vez su escultural figura?

MEGA

Lo más probable es que sí.

Si bien ha estado intentando ser más cuidadosa con su esposo, simplemente parece hacerlo para evitar más problemas, pues al menos así lo dejó claro en un reciente episodio de Keeping Up With The Kardashians, donde se vio a Kanye visiblemente afectado cuando vio a Kim en su vestido de la Met Gala y ella lo encaró.

E!

«Me apoyaste para ser una persona sexy y tener confianza y todo esto», dijo Kim. «Solo porque estás en tu viaje y estás en una transformación, no significa que estoy en el mismo lugar contigo».

E!

Y según Kim, el real problema parece ser que ella es demasiado sexy para ser mamá de cuatro niños y tener casi 40 años, al menos así lo expresó en una reciente entrevista en The Real, donde le preguntaron sobre sus problemas con Kanye.

Sin embargo, los conflictos no serían solamente por ella, sino que el cantante también está siendo mucho más estricto con sus hijos sobre lo que pueden hacer y qué imágenes pueden ver en casa.

Kim Kardashian

¡Incluso quitaron los televisores de las habitaciones de los pequeños!

Pero la magnate no está del todo molesta, pues admitió que en varias posturas está de acuerdo con él.

Sin embargo, aseguró que siempre se mantendrá firme en lo que ella cree. «De hecho, estoy de acuerdo, pero siempre seré yo», dijo Kim. Luego agregó: «Me encanta ese hermoso viaje también, y creo que es un gran ejemplo para nuestros hijos. Pero, ya sabes, también existe esa línea fina de mantenerse firme y hacer lo que te hace sentir cómodo».

View this post on Instagram

#FBF Take me back please #CostaRica

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

¡Y obvio que la apoyamos!

Puede interesarte