Por Ronit Rosenberg
18 enero, 2018

Le mandó un ramo soñado de rosas.

¿Cuál es la mejor forma de estar en el ojo público en este minuto? acercarse a Kim Kardashian. La celebridad del reality tiene en estos momentos encima a todos los fotógrafos de espectáculo esperando como tiburones captar cualquier noticia sobre la llegada de la nueva bebé West Kardashian, quien ya está en casa. Y esto es justamente un panorama que Kylie Jenner quiere evitar a toda costa. ¡Quién lo hubiese pensado!

Giphy

Amante del drama y de la exposición pública, la más pequeña del clan ha estado de incógnita los últimos meses. Ya casi no aparece en sus redes sociales, cosa que antes para ella era como respirar, y se esconde de los paparazzis. Todo esta transformación ocurrió cuando se comenzó a especular que estaba embarazada, al igual que su hermana Khloe Kardashian.

«Ella (Kylie) está muy cansada de permanecer en su casa encerrada todo el tiempo, pero no puede arriesgarse a salir al mundo y que le tomen fotos en su estado», dijo una fuente cercana de la familia Kardashian-Jenner a Radar Online.

Y bueno, no le ha funcionado del todo. 

El tema ha sido un eterno y emblemático rumor, y aunque ella aún no lo ha confirmado, hay diversas fotografías que hablan por sí solas. Pero la prueba más contundente es que Kylie no haya querido visitar a Kim y a la bebé. Eso sí es muy pero muy sospechoso. Y no es que estén peleadas, porque la empresaria del maquillaje le mandó un ramo de forma de corazón de rosas color pastel. Un detalle muy lindo que Kim no dejó pasar en su Instagram Stories. 

Instagram Kim Kardashian

¿Cuándo terminará todo este misterio?

Puede interesarte