Por Maximiliano Díaz
8 enero, 2018

El desprecio que sufrió Kimberly durante su embarazo la dejaron traumada.

A este ritmo, parece ser que Kylie Jenner va a romper un récord en lo que dura una persona escondiendo un embarazo de manera satisfactoria. Según lo que muchas fuentes cercanas a ella indican, todos sus esfuerzos estarían enfocándose en mantener toda la situación en secreto hasta que ya haya dado a luz. Y, a pesar de que nadie lo creía posible, esta reina de las redes sociales (quien ya suma más de 100 millones de seguidores en Instagram), ha ido borrando su huella de a poco, para así poder disfrutar de su maternidad en privado. 

https://www.instagram.com/p/BcQFsF8laDh/?hl=es&taken-by=kyliejenner

Pero ha habido un pequeño giro ahora. Ya que, según una fuente muy cercana a la familia, en realidad Kylie también tendría grandes pretensiones de esconder su cuerpo de los ojos juiciosos, y es por eso que no se ha estado mostrando en público desde hace meses:

«Kylie se hizo una cárcel para sí misma porque está aterrorizada de que la humillen por estar gorda, como a Kim, cuando estuvo embarazada de North West.»

«En esa época, Kylie era una adolescente, y la impactó mucho. Sufrió mucha ansiedad, y no es que a ella no le guste estar embarazada. Es más como una fobia. Sabe cuán dura es la gente y solo se siente demasiado frágil en este momento como para lidiar con cualquier tipo de humillación por su cuerpo. Está segura de que eso va a pasar. Vio que le sucedió a su hermana.»

Y es cierto, cualquiera se hubiese traumado al ver a su hermana siendo humillada durante el 2013 por su estado físico mientras esperaba a su primer hijo. Quien, además, parece tener un carácter mucho más fuerte que su hermana menor. Ya que, mientras Kim se reía de sus haters, y se reincorporó rápido a la vida fitness, pero Kylie no parece tener un carácter tan potente como el de la líder del clan.

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Y como si Kylie no tuviese ya suficiente de qué preocuparse, al gran miedo que siente de ser ridiculizada por la opinión pública, también tiene que lidiar con los desvaríos de su pareja Travis Scott, un bebé de 25 años.

Esperemos que se recupere pronto, y logre salir airosa de esta situación.

Puede interesarte