Por Maximiliano Díaz
29 enero, 2018

Además, el rapero estaría engañando a Kylie a vista y paciencia de todos.

Junto con los rumores (que, para todo el mundo, están prácticamente confirmados) de su primer bebé en camino, Kylie Jenner, la joven celebridad de 20 años, tiene un montón de cosas de las que debe preocuparse. Y una de las más importantes, probablemente, sea el hecho de que ella y su pareja, Travis Scott, tengan que decidir cómo llamarán a su bebé. De acuerdo a cercanos de la pareja, la joven magnate del maquillaje y el rapero, no han logrado llegar a un acuerdo, lo que vuelve a aumentar los rumores sobre una potencial separación de la pareja. Según una fuente cercana a Kylie:

«Travis y Kylie han estado en guerra por el nombre del bebé. Ambos tienen fuertes opiniones sobre el nombre, pero Kylie se rehusa a comprometerse con Travis del todo. Ella tiene algunos nombres escogidos y está siendo terca con Travis cuando él le dice que no está de acuerdo con sus elecciones. Él tiene sus propias ideas sobre cuál debería ser el nombre, y qué representaría, pero Kylie no quiere escucharlo. Ella ya tomó sus decisiones, y no piensa ceder en absoluto. El asunto del nombre está haciendo enojar a Travis, y alejándolo mucho».

https://www.instagram.com/p/BcQFsF8laDh/?hl=es-la&taken-by=kyliejenner

Como se reportó con anterioridad, la joven pareja ha estado muy mal mientras intentan reponerse de una gren pelea entre ellos.

2018

A post shared by flame (@travisscott) on

La fuente continuó:

«Travis estaba en Las Vegas el 23 de enero como artista invitado, y antes del viaje, él y Kylie tuvieron una gran pelea porque él estaría saliendo con otras mujeres, y Kylie se siente muy humillada.»

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

«La tensión entre ambos se ha vuelto tan fuerte que Travis decidió aceptar otro concierto como invitado especial el 25 de enero en Los Angeles, su ciudad natal».

Happy new year jack style.

A post shared by flame (@travisscott) on

Ahora, los fans de Kylie esperan que la pareja logre llegar a reconciliarse antes de que el bebé llegue.

Puede interesarte