Por Camila Cáceres
9 junio, 2017

Swift, usted es diabólica.

“Solíamos estar locamente enamorados”. Así comienza Bad Blood, la canción que Taylor Swift supuestamente escribió sobre la guerra campal que mantiene con la también famosísima cantante Katy Perry por ya cinco años. Todo habría comenzado cuando Katy, tras un amargo divorcio del humorista y actor Russell Brand, comenzó a salir con John Mayer, un ex de Taylor, y encima poco después le “robó” a dos bailarines para su propio tour.

Es completamente posible que haya información que no manejamos, pero lo único que sabemos es que desde entonces las divas pasaron de:

“@taylorswift13 ¡Eres más dulce que un pie! Escribamos una canción sobre el tema que conocemos mejor… para mi nuevo disco. Será brillante~”

“¡@KatyPerry sí que sabe hacer una fiesta! Incluso diría que fue fiestiliciosa. Lo MEJOR. ¡Feliz cumpleaños, chica linda!”

A… bueno, espero que estén sentados, porque da para largo, pero haciendo resumen, Taylor comenzó a lanzar indirectas en entrevistas a una persona que la “confundía”:

“Ya van año que no sé si somos amiga o no. Se acerca durante entregas de premios y dice algo y se va, y me deja pensando ‘¿Somos amigas o acaba de insultarme de la peor forma?”

Y Katy dejaba caer comentarios por Twitter:

“Cuídense de la Regina George vestida de oveja…”

“Estoy encontrando irónico quejarse de que la gente insiste en tratar de hacer pelear a las mujeres mientras uno saca enorme provecho de la caída de una mujer…”

La “caída” hace referencia a Nicki Minaj, quien no ganó el mejor video del 2015, y se quejó en Twitter:

Nicki: “Si tu video celebra mujeres con cuerpos muy delgados, te nominan a video del año”.

Taylor: “No he hecho más que apoyarte y quererte. No es digno de ti poner a mujeres contra mujeres. Quizá algún hombre se quedó con tu puesto”.

El 2015 la popularidad de Tswift y su “squad” estaba por los cielos y Minaj se vio enfrentada a un montón de odio, a pesar de que aclaró que su comentario no iba para Taylor.

El 2016 el feudo entre ellas perdió relevancia cuando Taylor comunicó su indignación acerca de una mención  sobre ella en una canción de Kanye y Kim Kardashian publicó un video revelando que su esposo había llamado a la cantante, quien otrora había aceptado sin problema el contenido.

No mucho después Taylor también fue criticada por su ex, Calvin Harris, luego de que la artista exigiera que le dieran crédito como autora del éxito de Rihanna, “This Is What You Came For”.

En un tuit que Harris borró eventualmente, decía: “Sé que ya no estás de gira y necesitas tratar de matar la carrera de alguien como con Katy ETC pero no soy esa persona, lo siento. No voy a permitirlo”. OUCH.

La respuesta de Katy fue corta, pero precisa:

Y en mayo de este año lanzó Swish Swish: su canción de batalla.

Taylor había estado muy callada, pero aparentemente sólo estaba esperando su momento.

El 2014, Taylor Swift decidió retirar su música de la popular plataforma de streaming Spotify, ¿porque para qué tener sólo peleas con seres humanos? Y trató de luchar contra este sistema de distribución musical.

Sin embargo, esos años fueron ignorados como si nada y Taylor Swift decidió regresar a Spotify en gloria y majestad…

¡El mismo día que Katy Perry estrena su nuevo disco: Witness!

Hay que admitir que eso es como un nuevo nivel de maquiavelismo.

Los fans están IMPACTADOS:

“Estás bromeando, Taylor Swift, ue cosa más inmadura y rencorosa, pero la verdad ya me baje todos los discos y mi cuerpo está listo”.

¿Qué te parece?

Te puede interesar