Por Ghalia Naim
19 Junio, 2017

Cuando se vio al espejo quedó en shock, pero seguirá haciéndolo…

Las actrices de la exitosa serie de Netflix Orange Is The New Black han tenido increíbles transformaciones a lo largo de la historia, pero definitivamente la que más ha llamado la atención de los medios es la del personaje Skinhead Helen encarnado por la actriz Francesca Curran, que es mucho más sexy y menos aterradora que su personaje.

Así luce ella en la serie:

Y así en en la vida real…

23, I couldn't have asked for anything more, but I guess it's time to turn 24

A post shared by Francesca Curran (@francesca_curran) on

A post shared by Francesca Curran (@francesca_curran) on

Su cambio de imagen es asombroso, tanto así que no parece ella.

La chica de 24 años proveniente de Minnesota, Estados Unidos, y se integró al drama en la cuarta temporada como una reclusa cuyo orgullo es ser blanca y de extrema derecha.

Tiene tatuajes en todo su cuerpo, sobre todo en el cuello, y es realmente ruda y peligrosa, pero en realidad es muy diferente a su personaje.

“Soy muy femenina y muy delicada. Amo el maquillaje, las joyas, accesorios y todo eso. Cuando me miré por primera vez en el espejo me dije `wow´. Me vi reflejada y pensé que era muy radical, muy diferente”.

Skinhead Helen ha tenido un muy buen recibimiento por parte del público, así que seguirá durante la próxima temporada.

Pese al extremo cambio de look al que debe recurrir para grabar, Curran se siente muy emocionada por el proyecto, y asegura que no le importa dejar la coquetería a un lado para continuar deleitando a los espectadores.

<<<inspirational quote as an excuse to post a selfie>>> -anonymous

A post shared by Francesca Curran (@francesca_curran) on

¿Te atreverías convertirte en otra persona para actuar?

Te puede interesar