Basta con una llamada al servicio de este camión de divorcios, para poner fin a tu matrimonio a un muy bajo costo y que está listo en solo 24 horas.

Si bien todos podemos rescatar el lado positivo del confinamiento obligatorio como un momento para estar más tiempo con nuestros seres queridos, la verdad es que para muchos, fue toda una pesadilla, tanto así que matrimonios han tenido que poner punto final porque realmente la situación era insostenible.

Por eso, y tras el fin de la cuarentena en España, se ha puesto a funcionar un curioso vehículo con una propuesta que no deja a nadie indiferente: la divorcioneta“. 

Antena 3

Aunque hace más de un año que se encuentra en funcionamiento, este camión de divorcios está disfrutando de gran éxito después del confinamiento debido a la cantidad de solicitudes de divorcio que les han llegado.

Lo novedoso de esta camioneta, además de estar customizada y con un altavoz que recorre las calles, es que ofrece un servicio de divorcios serio, efectivo, de muy bajo costo y que te dejará libre de tu matrimonio en un lapso total de 24 horas. 

ABC

La propuesta nació desde el despacho de abogados Cebrián y asociados, con la idea de entregar a sus clientes un servicio de calidad y “al alcance de todos” a través del lema “juntos o separados pero felices”.

Con la ‘divorcioneta’ posibilitamos, democratizamos y normalizamos el divorcio. Lo que sería frívolo es plantear que un matrimonio se mantenga cuando no es viable”, contó Alberto García, titular del despacho, a la ABC tras las criticas que recibieron por tomar el fin de un matrimonio de una forma superficial.

divorcionetas.com

“Son únicas en España, y estamos orgullosos de ellas porque han introducido el debate incluso entre los abogados tradicionales, lo que nos dicen que estamos tirando precios. Pero es que le divorcio no es un capricho, es una necesidad”, agregó García.

La divorcioneta no significa que las personas se divorcien arriba del automóvil, sino es el concepto de proporcionar una separación rápida sin tanto trámites si es que existe mutuo acuerdo entre las partes involucradas.

Con respecto a sus precios, si el acuerdo es mutuo son 150 euros por cónyuge, es decir unos $168 dólares. Si no existe ese acuerdo, el valor aumenta de inmediato a 1500 euros, unos $1600 dólares. Y la única razón que da García con respecto a los bajos precios es que ellos “tienen sueldos más reducidos pero con un gran volumen de clientes”.

¿Alguien tiene ganas de llamar ya a la “divorcioneta”?

Puede interesarte