¡No! ¡Que no se haga todo eso, por favor!

Para todas las noventeras, Britney Spears siempre será la princesa. No importa cuánto critiquen el cómo luce ahora, para millones sigue siendo la mejor. Lo mismo piensa su novio, el modelo Sam Asghari, quien suele mostrarse muy contento junto a ella en donde sea que estén y sus caras en cada fotografía demuestran que las cosas van muy bien para ambos.

Look who came to see me in Japan @samasghari great matching duo !!!!!!!

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

Tanto así, que estarían cerca de casarse. Según fuentes cercanas a la cantante, que hablaron con el medio estadounidense Radar, sería ella la que estaría a punto de proponerle matrimonio al también bailarín… y todo antes de que se termine este año.

Pero hay sólo una cosa que la estaría deteniendo: la diferencia de edad.

Britney tiene 35 años y Sam solamente 23. Obviamente, es algo que puede notarse a simple vista… pero en ningún sentido de manera terrible, según mi percepción y la de muchos. Aún así, para la rubia sí es algo terrible, y la preocupa bastante.

With my lioness last night @britneyspears #soproud

A post shared by Sam Asghari (@samasghari) on

Tanto así, que el plan para evitarlo sería una gran operación. La misma fuente anónima confesó que Britney estaría planeando una cirugía plástica de 25 mil dólares, en la que suavizaría su piel mediante un láser, y también eliminaría las arrugas de su cuello.

Durante los últimos años, la celebridad ya se ha sometido a una rinoplastía, a un aumento de senos, una liposucción en sus muslos, una abdominoplastia y a más de un tratamiento facial.

Happy #RDMA Day

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

Es algo que se nota y si bien creo que puede hacerse todas las operaciones que quiera si realmente así lo desea, espero que no exagere… sobre todo con un tema que no vale la pena.

¿Piensas tú lo mismo?