Por Camilo Fernández
9 julio, 2018

Hasta recogiendo su ropa de la lavandería en 2006 estila más elegancia que yo ahora.

Conocimos a Kate Middleton en 2010, cuando se hizo el anuncio del compromiso con el príncipe William. Eso fue hace 8 años atrás, y el tiempo no pasa en vano. Ocho años como integrante de las realeza, obviamente que afectan. Nadie se mantiene impoluto por tanto tiempo.

Sin embargo, por más que ahora tenga 2 príncipes y una princesa como descendencia, la sonrisa de Kate sigue siendo la misma que cuando era una plebeya.

AP

Hoy, la duquesa de Cambridge es un ejemplo de elegancia y prestancia, pero antes también lo era.

Esta foto es la confirmación de aquello.

Instagram @hrhprincelouis

Aquí Kate Middleton posa elegantemente a las afueras del Palacio Blenheim antes de pertenecer a la casa real.

Un estilo envidiable que constata que la esposa de William nació con un refinado gusto y estilo. Y como siempre, estampada su amable sonrisa.

Si comparamos con la Kate de ahora, la sensibilidad se mantiene, pero es innegable que ahora esta más madura y más esbelta.

En su vida “pasada”, Kate de graduó de la Universidad St. Andrews en Escocia y trabajó en un puesto como compradora de accesorios con el minorista británico Jigsaw.

Luego, en 2007, comenzó a trabajar como fotógrafa, diseñadora de sitios webs y directora de marketing para la empresa de planificación de eventos de su padre. 

Al año siguiente lanzó una marca junior pata la empresa llamada “Primeros Cumpleaños” y continuó trabajando junto a su familia hasta meses antes de casarse con William en enero de 2011.

Puede interesarte