Por Camila Cáceres
6 abril, 2017

Llevaba casi 40 años escondiendo su relación con su manager.

La historia del compositor de clásicos como “Can’t Smile Without You” y “Copacabana” se merece más que una película. Su padre abandonó a la familia cuando sólo tenía dos años, sumiendo a su madre en una depresión de la que jamás se recuperó. Se volvió alcohólica y trató de suicidarse varias veces durante la infancia del cantante. Barry se refugiaba en la música, a la que dedicó su vida hasta trabajar con Bette Midler y finalmente establecer una respetada carrera.

Pero aún escondía un dolor que lentamente se volvió un secreto a voces entre sus fanáticos.

Barry. #barrymanilow #bermudatriangle #lookslikehemadeit #millionsofdivorceesbubblesburst

A post shared by Jeffrey Portman (@abovebelowaround) on

Se casó con su novia de la escuela, Susan Deixler, a quien dice haber amado de verdad, pero el matrimonio duró sólo un año. Luego pasó mucho tiempo soltero, hasta que en 1978 conoció a Garry Kief, quien se volvería su manager… y el amor de su vida.

“Sabía que esto era para siempre. Que había sido afortunado. Estaba tan solo antes de eso (…) Él es la persona más inteligente que he conocido en mi vida y un tipo maravilloso, también”.

-Barry Manilow a People

Él y Garry se casaron el 2014 y el 2015 el certificado de matrimonio fue compartido por varios medios de noticias, para su más absoluto terror. Sin embargo, la reacción de sus fanáticos fue la mejor sorpresa de su vida.

“Cuando descubrieron que Garry y yo estábamos juntos se pusieron tan felices. Su reacción fue tan hermosa— extraños que comentaban, ‘¡Que bien por ustedes!’. Estoy muy agradecido por ello”.

-Barry Manilow a People

Después de algo de tiempo para procesar su forzada salida del clóset y buscar las mejores palabras para revelar algo que todos sabían, consideró que no quería cumplir 40 años de silencio.

Durante su relación. Manilow y Kief hicieron grandes esfuerzos por mantener el secreto, incluyendo un periodo en la década de los 80 cuando el cantante vivió con Linda Allen para que los periodistas no sospecharan nada.

Es claro que los tiempos han cambiado y, al menos en este aspecto, para bien. El amor es algo que debe ser celebrado, ¡sobre todo una relación de casi cuatro décadas!

¿Qué te parece? ¿Te sorprendió o siempre lo supiste?

Puede interesarte