Todos enloquecieron al ver lo poderosos que son los genes…

Yo a los cinco años me dedicaba a desordenar mis juguetes, a ensuciar mis peluches y aún no lograba pintar sin salirme de las líneas… entonces cuando me dicen que una niña de esa edad simplemente se apropió de un escenario y bailó con más actitud y talento que cualquier profesional, no puedo creerlo. Pero al parecer, es cierto.

Esta pequeña se robó la atención del público en el recital de ballet de su escuela, y todos se preguntaban cómo lograba moverse así…

Y lo entendieron unos segundos después: ¡era la hija de Beyoncé y Jay-Z!

¡Ahora yo también lo creo!

Blue Ivy Cartes es la prueba viviente de que los genes son muy poderosos… y mientras sus compañeras intentaban seguir la coreografía, ella simplemente agregaba giros y pasos como quería, quedándose con el puesto de protagonista.

Backgrid/ TMZ

Además, con su pelo suelto y trenzado (a diferencia de todos los moños de las otras niñas) demostró que, como su madre, también tiene un estilo único.

Backgrid/ TMZ

Y fue así como al ritmo de September, de Earth, Wind & Fire, todos enloquecieron al darse cuenta de que Beyoncé tiene una increíble sucesora.

Backgrid/ TMZ

¿No crees tú lo mismo?

Puede interesarte