Jennifer, la hija de uno de los hombres más ricos del mundo, reveló en una reciente entrevista cómo fue crecer en una familia con tantos privilegios pero con el valor del esfuerzo.

Es de conocimiento publico que la familia Gates no tiene que ajustar su bolsillo si de darse gustos o pagar algo se trata, ya que gracias a la fortuna que amasa Bill Gates, el cofundador de Microsoft, no tendrán que preocuparse por nada, o al menos eso creemos.

Sin embargo, a través de una entrevista con la revista Sidelines, la hija mayor de Gates, Jennifer, ha contado cómo ha sido crecer con privilegios, algo que no significa que ni ella ni sus hermanos, se han tenido que esforzar para conseguir lo que quieren.

Instagram @jenniferkgates

A todos nos genera gran interés saber los lujos que podrían salir de una familia adinerada y de las más poderosas del mundo, sin embargo, no todo se trata de estar acostados y simplemente tener dinero. 

Según la joven de 24 años, sus padres Bill y Melinda, les han recalcado que todo cuesta en la vida y que se debe trabajar duro para obtener resultados, por lo que sus estudios y proyectos a futuro deben ser los más importantes para ellos.

https://www.instagram.com/p/CByi0FZnB0E/?utm_source=ig_embed

«Nací en una situación de enorme privilegio y pienso en cómo usar esas oportunidades y aprender de ellas para encontrar cosas que me apasionen. Espero hacer del mundo un lugar un poco mejor», comentó la joven a la revista.

Jennifer actualmente estudia Medicina, donde contó que probablemente eligió esta carrera por las conversaciones de sus padres sobre temas de salud:

«Mis padres siempre me hablaron como si fuera una adulta y no evitaban las conversaciones difíciles. Crecí escuchando temas sobre la mortalidad infantil en la mesa durante la cena, sobre la polio, sobre la epidemia del VIH/sida”, recordó. «En ese momento, mi madre pensó que tal vez estaban hablando demasiado sobre la salud global en la mesa», bromeó Jennifer.

Instagram @jenniferkgates

Si bien tiene todo para tener una vida fácil, Jennifer estudió mucho y entró a la universidad por mérito propio, donde incluso se le ha hecho difícil en algunos momentos en los que se sintió «abrumada por la cantidad de contenido».

«Desde entonces, he aprendido a organizarme y a asegurarme de tener tiempo para dormir, relacionarme, hacer ejercicio, tener momentos de descanso, todo lo fundamental que me ayuda a estar lista para mi trabajo escolar y para mis pacientes en el futuro”, aseguró la joven que, al parecer, lleva una vida como cualquier otro estudiante universitario. 

Instagram @jenniferkgates

Una herencia humilde

Y si bien para muchos tal vez esto no sea tan creíble, basta con saber que Bill Gates ha declarado en varias ocasiones sobre la mínima herencia que dejará a sus hijos Jennifer, Phoebe y Rory.

Será «una porción minúscula», con el fin de que ellos trabajen y generen sus propios ingresos, fue lo que declaró el magnate en una oportunidad para Daily Mail.

Facebook Bill Gates

Eso sí, dijo que claro «se les dará una educación increíble y todo será pagado. Y ciertamente cualquier cosa relacionada con problemas de salud nos ocuparemos (…) Pero en términos de sus ingresos, tendrán que elegir un trabajo que les guste e ir a trabajar».

La comodidad no es bienvenida en la casa de los Gates.

Puede interesarte