Por Camila Cáceres
17 marzo, 2017

“Muchos años atrás conocí al hombre de mi vida, el padre de mi hijo…».

Hay personas que tienen una verdadera aura de clase y sofisticación, pero Marion Cotillard es como la definición de diccionario de elegancia. Es el antónimo vivo de las Kardashian. Es un fenómeno de la naturaleza sólo posible de igualar a la mirada de una abuela: Sólo verlas te hacen recordar que esta camisa tiene una mancha, no has planchado tus pantalones en años y realmente deberías preocuparte de tu postura. Y tu alimentación. Y, ya sabes, tu vida.

My beloved @christophedanchaud_makeup in @ellefr #danchaudshow

A post shared by @marioncotillard on

Y ni siquiera te puede molestar, porque mírala. Es como mirar directamente al sol.

https://www.instagram.com/p/BETsXczRiZy/

Ella y su igualmente atractivo esposo, el director Guillaume Canet, ya tienen un hijo a quien nombraron Marcel, pero que en casa llaman “muñeco” porque para que ser sólo ridículamente bellos cuando también pueden ser demasiado adorables para este planeta.

PacificCoastNews

En septiembre, Cotillard fue acusada de ser “la otra” de Brad Pitt durante el periodo de locura en que entró el mundo cuando Angelina Jolie pidió el divorcio, pero rápida y delicadamente, la actriz francesa reveló al mundo que: “Muchos años atrás conocí al hombre de mi vida, el padre de mi hijo y del bebé que esperamos». 

«Él es mi amor, mi mejor amigo, el único que necesito”.

Junto a esa apasionada declaración se fue colada la confesión de este segundo embarazo, que hasta entonces era secreto.

No conformes con eso, la pareja volvió a demostrar su capacidad para funcionar bajo el radar de los paparazzi, pues ese bebé… ¡Nació el 10 de Marzo!

Todavía no sabemos ni el nombre, pero me atrevería a decir que, considerando la genética, seguro será una niña hermosa por dentro y por fuera.

https://www.instagram.com/p/BOF3Bufjvyh/

¡Una familia realmente bella!

Puede interesarte