Por Kat Gallardo
29 mayo, 2018

La mamá de Meghan no es una mamá convencional, es una cool mamá, ¿okey?

Doria Ragland está volviendo de a poco a su rutina, después de pasar una semana en el extranjero junto a la Reina, celebrando la boda real de su hija Meghan Markle y el Prince Harry. Pero no debe ser fácil.

La trabajadora social de 61 años, que anunció justo antes de irse a Londres que renunciaría a su trabajo, volvió a Los Angeles y se puso traje deportivo. Si bien ahora no dictará clases de yoga, eso no quiere decir que no necesitará de ese relajo en su vida.

Splash

Hubo informes de que Ragland planeaba quedarse en Inglaterra y ayudar a su hija a aclimatarse a la vida real, pero la verdad es que Doria estuvo de vuelta en casa el viernes y hasta sacó a pasear a sus perros.

Pero no creas que Doria pasará demasiado tiempo a solas, ya que hay rumores de que su hija podría regresar al continente antes de lo esperado, después de haber escogido Canadá como el lugar de su luna de miel.

Splash

Ragland ha sido el único miembro de la familia de Meghan que ha mantenido un perfil bajo durante la etapa inicial y ahora después de la boda real.

“Mi madre es instructora de yoga, pero también hace trabajo social, y trabaja específicamente con la comunidad geriátrica“, ha dicho Meghan sobre su madre.

Splash

“Para mí ver este nivel de sensibilidad a la crianza y el cuidado ha sido de toda la vida, pero al mismo tiempo, mi madre siempre ha sido un espíritu libre”

Splash

“Ella lleva un aro en la nariz y acaba de correr la maratón de Los Ángeles”, decía Meghan.

Meghan Markle Instagram archive

¡Seguro que fue la madre de Meghan quien le enseñó estas poses a su hija! Y ya vemos cómo logra mantenerse tan bien físicamente. ¿Será que ahora todos en la familia real podrían verse beneficiados del yoga? Espero que sí.

Zimbio

Puede interesarte