Por Elena Cortés
13 abril, 2018

¡Miren sus ojos!

En un par de meses más se cumplirá 20 años desde la muerta de la princesa de Gales, Diana, quien perdió la vida en un trágico accidente automovilístico en Paris. La siempre recordada Lady Di fue una mujer reconocida por su asombroso aura, personalidad caritativa y humilde y extraordinaria belleza. Su vida no siempre fue un cuento de hadas, pero definitivamente reinará en los corazones de sus fieles seguidores hasta el final.

Lady Di siempre tuvo que seguir de manera rigurosa los estrictos lineamientos de la monarquía británica, y sobre todo no podía resaltar más que su esposo, el príncipe Carlos.

Wikimedia/Rick

Al ser unos centímetros más alta que Carlos tenía que inclinarse en las fotos para no hacer notorio este detalle, motivo que camuflaban con un “tierno y protector” abrazo del príncipe.

Eso no la paró en convertirse en la princesa que todos querían. Dedicó su vida a las obras sociales, eventos de caridad y por ser una mujer simple, humilde y alegre. 

La madre del príncipe Harry y William fue la carismática mujer de la realeza. 

Georges Biard

La llamaron “la princesa del pueblo”. 

Y su triste final conmueve hasta el día de hoy a todo aquel que la recuerda.

Nick Parjonov

Lady Di tenía una hermosa sobrina llamada Kitty Spencer. 

Instagram @kitty.spencer

Después de hacer unas cuantas apariciones de niña, Kitty decidió estar lo más lejos posible del ojo público, para intentar llevar la vida que siempre soñó: estudiar lo que más le apasionara y simplemente ser.

Hoy, la joven dedica su vida a las obras de caridad y es la embajadora de Centrepoint, una organización que ayuda a las personas sin hogar. 

Pero, lo que más ha cautivado la atención de los medios es su gran parecido con la princesa Diana. 

Así luce ahora:

Instagram @kitty.spencer

Su parecido físico ha llevado a que muchos digan que la princesa resucitó en su bellísima sobrina, quien tiene hasta una personalidad bastante parecida.

Instagram @kitty.spencer

Juntemos caritas:

Instagram @kitty.spencer

¡Se parecen! 

Recordemos que Kitty tenía apenas siete años cuando Lady Di murió.

¿Tú qué dices?

Puede interesarte