Por Lucas Rodríguez
10 abril, 2019

En su defensa, estos hijos dicen que no alcanzan a pagar sus arriendos con los míseros sueldos que reciben, por lo que no pueden mudarse de la casa de sus padres.

Durante la mayor parte del siglo pasado, el llegar a la adultez era motivo de júbilo. Había llegado el momento en que podías salir a recorrer el mundo, buscar tu destino y comenzar a escribir tu propia historia, sin que nadie te diga nada al respecto. 

Pero algo cambió cuando llegó el siglo XXI. Los hijos se comenzaron a ir de la casa cada vez más tarde. Es cierto que los precios de los alquileres (para que decir los exigidos para comprar una propiedad) comenzaron a subir astronómicamente, pero uno solo sirvió para alimentar, e incluso justificar, al otro.

BBC mundo

Un tenebroso ejemplo de esto fue el que reporteó BBC Mundo. Entrevistando a Sue Elliot-Nicholls, una madre inglesa de clase media, dieron con una historia que a ratos logra dar verdadera rabia, pero al momento siguiente, esto cambia súbitamente por la pena. 

Su hijo Morgan tiene 23 años, un título universitario, empleo  y ninguna intención de irse de la casa. Su madre le ha hecho contribuir con un porcentaje de sus ganancias a las necesidades del hogar, pero aun así, Morgan tiende a abusar de su status de hijo. 

BBC Mundo

Es un día particularmente cálido de primavera. Llego a la casa. He tenido un buen día en el trabajo y fue muy agradable regresar a la casa en bicicleta. Abro la puerta de la casa y me envuelve un aire caliente como si fuera un ventarrón del Sahara. ¡Tiene la maldita calefacción encendida!

–Sue Elliot-Nichols, para BBC Mundo

BBC Mundo

Por su lado, Morgan encuentra intolerable que sus padres consideren pedirle que aporte más dinero a la casa, o incluso, que se comporte de una manera un poco más considerada. Es un problema que muchos hijos criados con una buena situación económica han terminado asumiendo, cuando se dan cuenta que su crianza cómoda y protegida, no se mantiene una vez les toca salir al mundo.  

BBC Mundo

Pero tampoco es justo que esta situación los lleve a abusar de sus padres. Es un embrollo en el que hay más culpables (la crianza sobreprotectora, los abusos del sistema financiero y las prácticas mafiosas de muchos corredores de bienes raíces) que soluciones sobre el horizonte. 

Puede interesarte