Por Pablo Román
26 marzo, 2018

«Tengo tanto miedo, podría morir», dijo Selena.

Selena Gomez no ha vivido el mejor 2018 y si resumimos lo que lleva del año, podemos concluirlo. Luego de comenzar una nueva etapa amorosa con Justin Bieber, todo apuntaba que el amor de esta pareja por fin duraría y serían felices. Sin embargo, Selena entró otra vez a rehabilitación por sus problemas con la ansiedad y la depresión. Al mismo tiempo, surgían los rumores de que su familia y amigos, especialmente su madre, no la apoyaban con su decisión de volver con Justin Bieber. Pasaron los meses y terminaron su reencuentro amoroso.

Ella decide alejarse del mundo y la ven feliz en un yate con sus amigos. Justin hace su primera aparición pública y no se le ve contento. A las semanas, lo ven abrazando a una hermosa modelo.

Selena debe estar lidiando con muchos temas en su cabeza, pero, el mundo no gira sólo alrededor de ella. Su amiga, que creo que es la mejor amiga en el mundo, Francia Raísa, la que le donó su riñón tampoco lo ha pasado bien.

Self Magazine

En febrero ya se habían confesado al respecto:

“Es más difícil para el donante porque estamos perdiendo que nuestro cuerpo no debería perder, así que es complicado recuperarse de eso, en cambio ella ganó algo que necesitaba”.

Francia contó que Gomez se recuperó rápido, pero que ella no:

No podía levantarme sin que alguien me ayudara. No podía tomar una ducha sola. Tenía que tener a alguien que me ayudara porque no podía moverme”.

Instagram

Esta vez Raísa vuelve con otra dolorosa confesión. La joven de 29 años habló con Self Magazine.

Luego de darle su órgano, el cuerpo de Francia quedó marcado con las cicatrices de la operación. Por otro lado, tuvo que cambiar sus hábitos de vida, ya que ahora tiene solo un riñón.

«Selena y yo tuvimos que atravesar la depresión«, confesó al medio.

Instagram

Otro de los momentos más complicados por el que vivieron ambas fue cuando un día Selena le escribe un mensaje diciendo: «Tengo tanto miedo, podría morir». Esto las asustó ya que pensaron que el cuerpo de Selena no había correspondido al riñón de su amiga, pero eso no sucedió.

Ahora, el proceso de recuperación más intenso de lo que esperaban. A Francia le gustaba mantener una vida saludable, siempre estaba activa, realizaba yoga, bailaba, pero luego de la cirugía estuvo 2 meses alejada de cualquier actividad.

Y eso tenemos que aceptarlo, puedo haber sido un infierno.

Self Magazine

El segundo en que se enteró de que era compatible, se dio cuenta de que no estaba preparada para hacerlo en ese momento exacto y le pidió tiempo para tomar la decisión.

Pero, en un día dudó, así que llamó a su asistente social y este le dijo que iba a ser difícil. Selena iba a «brillar» y mejorar más rápido que el donador. «Porque iba a recibir algo que necesita. Tú vas a peder algo que no necesitas perder», contó Raísa.

Así fue como ambas, Gomez y Francia, se dieron cuenta de que vivirían algo que no sería fácil.

Self Magazine

Al igual que Selena, Raísa, luego de pasar por el pabellón, pasó por muchas cosas. Se mudó, comenzó un programa de televisión y ahora tiene un novio.

Ambas están unidas, ya que una parte de Francia vive dentro de Gomez. Esto es amistad y una enorme prueba para muchos.

Selena, Justin Bieber en realidad no es nada amiga, estás viva.

Puede interesarte