Por Pamela Silva
19 abril, 2018

Alguien debería actualizar el libro de reglas de la familia real porque esto es demasiado.

Kate Middleton puede ponerse la ropa que quiera e inmediatamente esa prenda se venderá hasta agotar stock -y no es una exageración, efectivamente suele pasar que cualquier cosa que ella o sus hijos usen duplica las ventas del producto-. Sin embargo, al ser princesa del Reino Unido no puede ponerse cualquier cosa que se le ocurra sino que debe seguir un estricto código de vestimenta.

Hay algo en particular que yo no había notado, pero que es bastante peculiar cuando lo notas: Kate Middleton nunca se saca el abrigo en público, no importa dónde esté o con quién, siempre lo trae puesto.

AP

Por ejemplo, en esta reunión de los príncipes ingleses con la pareja real de Noruega todos se sacaron sus respectivos abrigos -porque obvio, dentro no son necesarios-, menos Kate Middleton.

¿Lo ven?

AP

Sucede lo siguiente, entre las muchas reglas y tradiciones anticuadas que la familia real británica tiene que seguir acatando porque ha nadie se le ha ocurrido asumir que los tiempos están cambiando y que hay cosas que ya están obsoletas, como una regla que le impide quitarse el abrigo en público.

Aunque claro, no hablamos literal ni específicamente del abrigo, sino que según la costumbre británica no es apropiado para una dama “quitarse la ropa en público”.

WireImage

Y aunque si se saca el abrigo sigue teniendo ropa completamente apropiada para la ocasión, es la acción de “quitarse ropa en público” lo que, según las costumbres, Kate deber impedir realizar ante las cámaras.

Claro, esto es algo que es parte de las costumbres tradicionales de la corona británica y fue la revista Glamour quien hizo la conexión entre esa regla en particular y el que Kate Middleton no suela quitarse el abrigo, algo que como muchas de estas cosas no se puede dar por 100% porque no fue ella ni sus representantes quienes hicieron la declaración.

AP

En verdad, parece ridículo que esa regla siga existiendo en esta época. Que no pueda sacarse el abrigo porque podría parecer «indecoroso», es una estupidez.

AP

Aunque no creo que se queje, así puede usar la envidiable colección de abrigos que tiene.

Puede interesarte