Por Ronit Rosenberg
Publicado el 2 febrero, 2018

¿Se rebelará Meghan?

Para muchas personas la idea de convertirse en realeza es un sueño hecho realidad. Cuando el Príncipe William asistió a la Universidad St. Andrew en Escocia, estaba lleno de alumnas candidatas para convertirse en su esposa y ser princesa, sin embargo, William escogió a Kate Middleton, una «persona común» de acuerdo a los estándares de la Casa Real. Y Harry siguió los mismos pasos de su hermano. Cuando conoció a la actriz Meghan Markle el verano del 2016 quedó anonadado.

Seguramente los príncipes tuvieron bastantes conversaciones con sus novias antes de dar el gran paso y proponerles matrimonio. Mientras muchas parejas «mortales» recién comprometidas tienen que discutir donde vivirán, sus finanzas, la lista de regalos, entre otras cosas, William y Harry le debieron hablar a Kate y Meghan, respectivamente, sobre algunos importantes protocolos y lo que significa realmente convertirse en familia directa de la Reina Isabel II. 

Kensington Palace

Pero son tantas reglas dentro y fuera del Buckingham Palace, que yo creo que ni los príncipes se acuerdan de todas, como por ejemplo, decirles que tienen terminantemente prohibido usar una prenda de vestir bastante común entre las mujeres. Una que, por cierto, a Kate le fascina.

Kate ya lo ha aprendido con el tiempo, pero a Meghan aún le falta «experiencia real» para empezar a tener una visión general de lo que puede o que no puede hacer…bueno, debería ya haber partido con clases, ¿o eso sólo es en la película El Diario de Una Princesa?

La Reina Isabel II les prohibe usar tacones de terraplen. Si, así tal cual como lees. ¿Te imaginabas unas calzas apretadas o mini falda? Pues yo también, pero no. Y lo más peculiar de todo es que la drástica medida no se respalda por un protocolo con fundamento, es sólo un capricho de la reina porque personalmente a ella no le gustan. Pero sus caprichos son órdenes y nadie entra el palacio sin cumplir con sus requisitos.

GBCN

A Kate se la ha visto en apariciones públicas usando este tipo de tacón, pero una fuente cercana de la realeza le dijo a la revista Vanity Fair que la esposa de William no se atreve a usarlos frente a la Reina Isabel. Bueno, claro, tal vez la dejen morir de frío en pleno invierno afuera del Palacio si llega vestida con eso…yo tampoco tomaría el riesgo.

Splash

¿Cómo se lo tomará Meghan? ¿Le habrán dicho? Eso no se sabe, pero lo que sí podemos decir con certeza es que Markle ha mostrado una rebeldía innata en cada uno de sus actos desde que se convirtió en la futura esposa de Harry. Aparece despeinada y desarreglada en reuniones públicas, no usó medias para su sesión de fotos de compromiso (es mandato hacerlo) y dijo que dará un discurso en su matrimonio, algo que está más que prohibido. Así que si es fan de los tacos con terraplen, lo siento reina pero creo que Meghan no será obediente.

Shutterstock

Eso sí, no todo son reglas y obstáculos de libertad. Una vez que contraigan matrimonio, Meghan podrá empezar a usar las hermosas tiaras de princesa que usaba la querida Lady Di, un beneficio que Kate ya goza.

REX /Tim Graham

Nadie dijo que ser princesa era fácil…

Puede interesarte