Por Pamela Silva
25 marzo, 2019

“Las madres del colegio de las Infantas están hartas de Letizia y sus hijas. No paran de pedir un trato especial”, señaló el Diario Gol de España.

Siempre se ha dicho que la Reina Letizia de España es una mujer estricta, que lo fue durante su carrera periodística, en su matrimonio y sobre todo, con la crianza de sus hijas Leonor y Sofía. Los rumores sobre que cría a las niñas con estrictos horarios, dietas y tiempo de visita son fuertes desde hace años.

Y parece que están lejos de ser rumores, porque los padres de los compañeros del colegio de Leonor y Sofía parecen estar bastante agotados de las exigencias de su majestad.

El medio español Diario Gol asegura que Letizia intenta, con aparente bastante éxito, que la estricta vida que sus hijas siguen día a día sea replicada en el Colegio Santa María de los Rosales.

Gtress

Según reporta el medio español, la Reina Letizia no solo ha establecido que los compañeros de sus hijas no tengan permitido preguntarles nada sobre su vida personal -o la de sus padres-, sino que también exigir que hagan una reverencia cuando ven a la Princesa Leonor.

Claramente, convivir con las exigencias de la madre de la heredera al trono español no tiene nada contentos al resto de los padres de los niños que asisten al prestigio colegio privado.

“Las madres del colegio de las Infantas están hartas de Letizia y sus hijas. No paran de pedir un trato especial y hasta se ha llegado a solicitar que la heredera al trono, reciba reverencia de sus compañeros”.

-Jaime Peñafiel, periodista.

Gtress

No solo Letizia ha intervenido en cómo debe ser el trato que reciben sus hijas personalmente, sino que Peñafiel asegura que la monarca habría obligado a que el colegio cambiará el menú que le dan a los niños por una alimentación basada en la que ella le da a Leonor y Sofía.

“Letizia exigió cambiar el menú, con abundante cantidad de verduras y hortalizas. Esto no ha gustado a muchas madres que no se explican por qué sus hijos tienen que comer eso porque quiera esa señora”.

-Jaime Peñafiel, periodista.

Y es que con una de las cosas que Letizia es más estricta es con la alimentación de sus hijas, quienes tienen totalmente prohibido comer alimentos dulces o grasosos.

Bekia

Uno podrá querer lo mejor para sus hijos y criarlos de la forma que estime conveniente, pero eso no tendría por qué influir en la crianza de otros niños, ¿no creen?

Puede interesarte