A veces una visita que nos toma una hora, puede valer la vida para nuestros seres queridos.

La visita a los abuelos no siempre es nuestro plan favorito. Preferimos estar estar en nuestro mundo, viendo alguna buena serie en la televisión, saliendo a tomar con nuestras amistades, cuando vamos a comer no son los primeros en nuestra lista, y no juzgo a nadie, es simplemente una realidad.

Algo habíamos escuchado sobre eso de que dejar completamente solo a alguien no es bueno, pero cuando lo leemos de científicos y nos lo muestran como estudio, lo confirmamos. Álvaro Pascual-Leone, egresado de la prestigiosa Universidad de Harvard llevó a cabo un estudio junto a los investigadores Álvaro Fernández y David Bartrés-Faz que explica bien este problema que es una realidad.

Pixabay

Pensar en positivo, ser optimista, tiene impacto sobre tu salud y tu función cerebral.

Álvaro Pascual-Leone neurólogo y catedrático en su estudio

Asumiendo la proyección de riesgo de las enfermedades que desencadena la soledad, la vivencia de esta forma tiene un peso desfavorable para nuestra salud comparable con fumar 15 cigarrillos diarios o ser obeso a niveles que pongan en peligro nuestro bienestar.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Si bien el mismo Pascual-Leone afirma que es una visión subjetiva, la comparación según su análisis no es descabellada. Es distinto estar solo o no, a sentirse solo. Una persona solitaria se deprime, y alguien deprimido pierde la lucha para seguir con vida.

Es importante prestar mayor atención a las personas mayores sobre todo, muchos los mandan a un ancianato y nunca los visitan suponiendo que tienen ‘compañía’ o haciendo referencia al dinero que les cuesta mantenerlos allí. Dedicar tiempo a quienes nos necesitan puede hacerle muy bien a la salud de ellos, y a la de nosotros.

Pixabay

 

Puede interesarte