Por Ronit Rosenberg
28 noviembre, 2018

Meghan le exigió a Harry que cuando nazca el bebé, se alejen lo más posible de la burbuja de la realeza.

Actualmente, los príncipes Harry y William junto con sus respectivas esposas, viven en el Palacio de Kensington, en donde cada familia tiene un ala del lugar para ellos solos, algo así como 500 metros cuadrados. Desde que William se casó con Kate en el 2011, ese ha sido su hogar, y Harry ha vivido allí también de soltero. Pero eso pronto está por acabar. Los hermanos ya no serán más vecinos.

En cuanto se filtró esta noticia, rápidamente se levantaron diferentes especulaciones y teorías de por qué los Duques de Sussex han decidido abandonar Kensington y acomodarse en La Hacienda de Frogmore, adyacente al Castillo de Windsor. Al parecer, todo sería un capricho y decisión de Meghan Markle.

Kensington Palace

La pareja está esperando su primer bebé, y la fecha de nacimiento estaría cerca de junio del próximo año. Y una vez que el bebé nazca, los duques no se dirigirán a Kensington. De acuerdo a fuentes expertas y cercanas a la familia real, la exactriz le ha exigido a Harry que quiere criar a sus hijos fuera de la “pecera” de la realeza. 

@meghanmarkle_official

Y Harry está completamente de acuerdo. “Lo que Meghan quiera”, afirmó, según fuentes dentro del Palacio. Uno, dos, tres, desfallecimos de amor. Es que el príncipe está más que enamorado de su mujer y lo que único que quiere es que ella esté lo más cómoda posible, dentro de un mundo muy diferente de donde ella proviene -y al que aceptó unirse por amor- y así protegerla lo más posible.

Skyenews

Harry sabe que la prensa nunca dejó en paz a su madre, y fue una de los obstáculos más grandes para su felicidad. Está ensimismado en que eso no ocurra con Meghan, por eso, decidieron que mudarse a un lugar más tranquilo, como La Hacienda en Frogmore, donde está en enterrado la oveja negra de la familia su tío Eduardo y su mujer, será lo mejor para su familia.

Tim Graham

Tanto William como Harry saben que las cosas ahora han cambiado desde que se casó con Meghan. Todas las responsabilidades reales recaen sobre Kate y William, quien heredará el título de Príncipe de Gales una vez que su padre Carlos se transforme en rey…y luego él quedará como en primera línea para la sucesión del trono.

Como Harry jamás será rey, puede darse bastante más libertades junto a Meghan y así tomar decisiones que no involucren en demasía a sus hijos en este mundo de realeza, que está claro que a la exactriz le asusta un poco. 

AP

Según fuentes, esta decisión ha sido bien recibida por todos y no ha habido ni escándalos ni dramas dentro del Palacio. Otras fuentes, sin embargo, dicen que la decisión de Meghan de mudarse del Palacio de Kensington radica en que no ha forjado una relación particularmente cercana con su cuñada Kate.

AFP

Pero todo apuntaría con más fuerza a que es una decisión meramente para cuidar a sus hijos, tanto de los paparazzis como de crecer en un palacio. Y bueno, La Hacienda de Frogmore no es particularmente una casa humilde de todos modos, pero no tiene las mismas comodidades y excesivos lujos que Kensington. 

Charlotte y George todo el tiempo son fotografiados jugando en esos jardines y corriendo a la escuela, y tanto Meghan como Harry no quieren lo mismo para sus hijos. Y claro, pueden darse ese “lujo” pues una vez que la Reina Isabel II fallezca, Harry queda fuera de la sucesión al trono. Antes de él, vienen los tres hijos de William y Kate.

Puede interesarte