Por Antonio Rosselot
17 octubre, 2019

Hoy, en un nuevo capítulo de «Estudios científicos irresponsables, de dudosa calaña y sin ningún sustento teórico».

La ciencia es un mundo infinito, en donde todo puede ser teorizado y se pueden llegar a conclusiones que terminan rigiendo nuestras conductas y acciones a partir de evidencia comprobada. Pero hay muchos individuos que hacen pasar investigaciones sin sentido ni sustento como conclusiones científicas, como veremos a continuación.

El profesor Menelaos Apostolou, de la Universidad de Nicosia (Chipre), «investigó» para llegar a la conclusión de que las relaciones lésbicas sólo existen por la voluntad del hombre, y básicamente para excitarlo.

iStockPhoto

¿Y cómo es posible hacer esa afirmación? Para Apostolou, esta dinámica se da porque a gran parte de los hombres les gusta y desea que las mujeres se atraigan entre sí. Es decir, las lesbianas les producen un deseo incontrolable y, además, seguridad en su relación y mantener la posibilidad de tener hijos con su pareja.

«Una mujer, impulsada por su deseo sexual, podría buscar contacto sexual afuera de su relación íntima de larga duración. Cuando esta mujer tiene sexo con otra mujer, no está teniendo sexo con otro hombre, lo que se traduce a que el contacto sexual entre dos personas del mismo género reduce el riesgo de infidelidad»

Menelaos Apostolou a Pink News

Las conclusiones que sacó el profesor chipriota son bastante poco serias para haber hecho una investigación formal, y eso se traduce en que el universo del estudio sólo fue de 1.500 personas, de las cuales TODAS eran heterosexuales. Es decir, el estudio es sobre las relaciones lésbicas pero no participó ninguna lesbiana…

Stocksy

A ver, por dónde partir: este estudio tiene una serie de factores básicos que no han sido considerados en lo absoluto. En primer lugar, si el deseo de los hombres es la base del lesbianismo, sería muy raro que una lesbiana quisiera complacer sexualmente a un hombre; si fuese así, estaríamos refiriéndonos a la bisexualidad.

Por otra parte, hay una categorización de la mujer como un objeto propio del hombre, que está a merced de su voluntad y de su impulso sexual. A la vez, estas conclusiones van en desmedro de las mujeres lesbianas, que son consideradas como un «invento» para satisfacer a los hombres heterosexuales.

Them

Y para dar el tiro de gracia a esta investigación absurda y tendenciosa, me gustaría dejarlos con un comentario que leí por ahí, que creo que resume muy bien la falta de respeto que significa esta publicación para la comunidad LGBT: «Quizás, se podría hacer un estudio sobre el uso de los tampones con 500 hombres como participantes».

Moraleja: mejor callarse y parecer tonto, que hablar y demostrar que lo eres.

Puede interesarte