Por Lucas Rodríguez
24 mayo, 2019

La ciencia lo ha dicho. La clave está en la comunicación.

Las relaciones de pareja son algo muy particular. Ocurren en todo momento, delante, detrás y a los lados de uno, pero aun así, en muchos aspectos siguen siendo un misterio, tanto para las personas que entramos en ellas como para las personas que las estudian. La ciencia no está fuera de estos. 

Warner Bros.

Como su misión es la búsqueda de leyes y cosas que poder declarar como acertadas, la ciencia no puede dejar fuera de su alcance a nada. Su más reciente descubrimiento, publicado en el jornal de Medicina Psicosomática, es algo que, como siempre es con la ciencia, va en contra de todo el sentido común que corre por nuestras venas:

Las discusiones son saludables para las parejas.

Alloy Entertainment

Como suele ser con los temas que tienen que ver con las relaciones de parejas (e incluso las relaciones sociales en general), la base de esto iría en la comunicación. Hacer saber a la otra persona lo que te está pasando dentro, desde cómo te sientes por algo que hizo cómo qué te gustaría que cambiara, puede tener efectos maravillosos. 

New Line Cinema

Como consejo, los autores del estudio plantean que no solo se trata de dejar que las discusiones ocurran. También se trata de ponerse en una posición en que uno pueda no solo defender su punto, sino que también escuchar a la otra persona. La clave estaría no en la frecuencia ni la efectividad de las habilidades para discutir, sino que en la capacidad para sentirse escuchado, y con ello, satisfecho luego de una discusión. 

Medusa Film

Poco a poco descubriendo las verdades de la vida. Esa es la ciencia.

Puede interesarte