Por Lucas Rodríguez
29 noviembre, 2019

Ese conocido o familiar que parece no cumplir años es a quien debes prestar más atención. La ciencia nos lo aclara.

Siempre hay uno o más de nosotros que parecen no verse afectados por las mismas reglas que la gran mayoría de las personas. Es cierto que todos vamos a crecer, en algún momento nos vamos a enfermar, en algún otro momento nos dará hambre y en otro sed. También que no importa qué tanto hagamos, llegará un momento en que nos despediremos de este mundo. Aun así, cuando toca llegar a ese momento, hay algunas personas que de alguna manera, logran llegar a este momento sin que se les note en ningún lado, salvo que mires su registro de nacimiento.

Son esos ‘Come-Años’ o ‘Inmortales funcionales’ o también ‘Vampiros. Como prefieras llamarlos, son esas personas para las que la edad y la vejez parece ser una broma que nunca terminaron de entender. El resto vemos como los mejores años de nuestras vidas nos pasan por delante. Para ellos en cambio, parece que nunca se fueron (ni parecen capaces de acabarse). Si esto no era razón suficiente para envidiarles, lamentamos decirles que aun hay más razones para odiarlos.

Getty Images

Según un largo y muy detallado estudio realizado por la Universidad de Montpellier, en Francia, las personas que parecen no mostrar signos de envejecimiento también tienden a ser más inteligentes que el resto. Para llegar a estas ofensivas conclusiones, los investigadores siguieron a personas desde que eran niños, momento en el que se evaluó su coeficiente intelectual. A lo largo de más de 50 años, se fue midiendo el crecimiento de estas personas, junto con su apariencia. Cuando ya se encontraba en la adultez, se le pidió a otras personas, externas al estudio, que evaluaran que tan viejos o jóvenes se veían. 

Getty Images

Para sorpresa de los científicos franceses, las personas que se veían más jóvenes tendieron a ser las mismas que las que en su infancia habían tenido mayores puntajes en las pruebas de inteligencia. Así es: esa persona atractiva que se acerca a cumplir los 40, pero que aun se ve de 25, también es probable que sea capaz de resolver acertijos o pruebas mucho más rápido que nosotros. La vida es injusta y cruel, lo sabemos.

Getty Images

La lógica detrás de esto, es que estimular nuestra inteligencia termina por tener un efecto en todo nuestro cuerpo. El cerebro es un músculo, por lo que mantenerlo entrenado tendrá un efecto sobre el resto de tus músculos. Y si tu cuerpo se siente y se ve bien, no hay manera de que el resto no lo note. Es todo una sinfonía: no solo hay que cuidar la salud corporal, sino que también la cerebral. 

 

Puede interesarte