Por Antonio Rosselot
25 noviembre, 2019

Fáciles de mantener, seguras para los niños y los ancianos y estéticamente maravillosas, estas piscinas son la solución al eterno sueño de la casa en la playa.

Si hacemos una encuesta y preguntamos a un número grande de personas por sus 10 sueños de vida, más de alguna de ellas pondrá una casa en la playa misma dentro de las opciones. Muchos sueñan con abrir la puerta de entrada y zambullirse inmediatamente en el mar, sintiendo la siempre deliciosa brisa marina y la arena suave en los pies.

TripAdvisor

Pero para muchos esa idea se queda tal cual, como un sueño. Es por eso que, gracias a la tecnología moderna, ahora esas personas pueden optar a cumplir ese anhelo en el que tanto han pensado: les presentamos las piscinas de arena de playa, para tener tu propio Caribe en la comodidad del hogar.

Krieger Gut

La gran mayoría de estas piscinas es construida a base de arena y hormigón, para simular una laguna natural o derechamente una playa de mar; además, se incluyen algunas rocas para darle un look lo más natural posible. La gracia de estas piscinas es que son muy fáciles de mantener, ya que sus materiales no requieren de maquinarias complejas para limpiarlos: con una manguera basta.

Ecopiscinas de Arena

Hay profesionales que dedican su tiempo a construir/adaptar estas piscinas naturales, tomando cerca de 30 días en completar todo el proceso. Y la verdad es que vale la pena, ya que otra de las ventajas de este tipo de piscinas es su seguridad: la entrada al agua es como si fuese una playa, donde se camina de a poco por una rampa de arena muy suave, sin necesidad de escaleras.

El hecho de que no hayan orillas duras o vértices con punta la hace mucho más segura para niños, personas mayores y quienes tienen problemas de movilidad, además de que la arena no es resbaladiza y mantiene una temperatura fresca para los pies.

Krieger Gut

Además estas piscinas son bastante maleables, en el sentido de que puedes incluir distintos espacios dentro o alrededor de ella. Por ejemplo, se puede adaptar una zona especial para niños con profundidad más baja, o añadir un pequeño bar de estilo polinésico en una de las esquinas de la piscina, entre otros.

Krieger Gut

Y lo mejor de todo: no necesitan cuidados exclusivos durante el invierno, ya que su condición «natural» aguanta todo tipo de climas. ¿Sigues aún con ganas de comprar la casa en la playa? Te dejamos con más fotos para que te convenzas de que la piscina/playa es una mejor opción.

Piscinas de Arena
Piscine Bio Design
Piscine Bio Design
Piscine Bio Design

Puede interesarte