Por Pamela Silva
14 agosto, 2019

Hay que entender que los comportamientos tóxicos y abusivos en la pareja pueden darse tanto de mujeres a hombres como al revés, y ninguno es aceptable.

Desde hace unos días se hizo viral en Twitter un muy perturban video de una pareja conformada por un hombre y una mujer, discutiendo en la calle. O más que discutiendo, en el video se muestra como la mujer le coloca al hombre un cuello isabelino, de esos que se le ponen a perros y gatos para evitar que se laman.

Aunque en el video no se puede escuchar claramente qué es lo que están diciendo, se alcanza a oír como la mujer dice “me, me”. Eso sería traducido como “yo, yo” y lo que todos entienden es que le estaba diciendo que la mirara a ella, solo a ella.

Por eso le colocó el cuello isabelino, para que no mirara a ninguna mujer mientras caminaban juntos por la calle. Y eso gente, no es gracioso. Es un comportamiento abusivo.

Son muchas las reacciones que causó el video en Twitter, con más de una persona -tanto hombres como mujeres- diciendo que esto era culpa del muchacho. Por dejarse hacer esto por quien suponemos es su novia. Por permitir, sin quejarse, que lo humillara de esa forma.

Pero les pregunto chicos, si el caso fuera al revés y fuese él quien le coloca el cuello a ella, ¿no lo encontraríamos abusivo? ¿Terrible? ¿Absolutamente condenable?

Por supuesto que lo haríamos, sin lugar a duda. El problema es que el machismo no solo nos afecta a nosotras, sino que también a los hombres que sufren abuso por parte de sus parejas, algo que nos han enseñado a creer es completamente imposible, porque ellos son fuertes, en control de sí mismo.

Twitter @Kolashanpanpapi

Los hombres también pueden ser vulnerables a parejas manipuladoras y tóxicas, personas que los humillan y les hacen creer que todo lo que sucede es culpa de ellos. Cuando no es así.

Porque nunca es culpa del abusado recibir el abuso, siempre es responsabilidad de quien lo está cometiendo sin importar sean hombres o mujeres.

Así que no vean esto como algo gracioso, porque de chistoso no tiene nada.

Puede interesarte