Por Luis Aranguren
5 abril, 2019

Una ostra puede salir realmente cara si se la quitas a la cantante de Barbados. No irá a tu mesa, pero ten por seguro que la cuenta llegará.

Durante una cena en un restaurantes de Londres, la cantante Rihanna se sorprendió en el momento en que un hombre en presunto estado de ebriedad aprovechó un descuido para robarle una ostra, así mismo. ¡Una simple ostra! Muchos pensarán que le pudo haber robado un beso e inclusive una prenda como recuerdo, pero este hombre fue más básico.

Instagram/ badgalriri

Lo más extraño es que la ostra robada no era para él, sino para un compañero que lo acompañaba, declaró un observador de la situación a The Sun.

“El hombre estaba borracho, se lanzó a su mesa y tomó uno pensando que sería divertido, luego se lo pasó a uno de sus amigos, quien se dio cuenta que la ostra venía de la mesa de Rihanna.”

Pero el tiro le salió por la culata y una ostra le costó realmente cara, pues no tardó en llegarle una comitiva de Riri, pidiendo la compensación de £250 Libras, el equivalente a 330 dólares americanos por un platillo nuevo. Al ser descubierto y culpable, el inocente bromista no tuvo más opción que sacar su tarjeta de crédito.

Instagram/ badgalriri

Realmente es sorprendente que Rihanna se haya dado cuenta del robo de tan solo una ostra, pero parece que ser famosa no hacen que le den porciones extras. Lo justo, es justo y ese hombre pagó ese día por la ostra más cara de su vida.

Creo que cuando vea algún famoso cerca de mí, me alejaré un poco por seguridad.

Puede interesarte