Por Lucas Rodríguez
12 agosto, 2019

No es primera vez que la actriz y guionista se encuentra con que una de sus decisiones no fue la más acertada.

Dentro de la desgraciada realidad de que temas tan lógicos como el respeto por el espacio de las personas y los derechos de las mujeres se haya convertido en un campo de batalla, lo peor son las personas que utilizan un tema legítimo, una discusión completamente válida, para generar atención sobre ellos mismos. Siguiendo con la analogía del campo de batalla, estos serían el símil de un soldado que abandona a su batallón, pero que luego aparece para hacerse con las medallas al valor. Volviendo a la realidad, un de las personas de este tipo más notorias es la actriz y creadora de la serie Girls, Lena Dunham. 

En su momento, Lena se alzó como una voz nueva y aparente candidata a ser una de las voceras de las nuevas creadoras femeninas. Pero una serie de situaciones desastrosas terminaron por convencer a la gente de que no se trataba de alguien tan virtuoso como parecía.

@lenadunham

Al parecer Lena es completamente incapaz de aprender de sus múltiples errores previos. Su más reciente problema ocurrió en la alfombra roja de la película «Érase una vez… en Hollywood», la muy celebrada nueva producción de Quentin Tarantino. Teniendo en cuenta que el director mismo no es el favorito de los luchadores más febriles en el tema de la equidad y los derechos, no es fácil hacer algo para distraer la atención sobre él y su comentado pasado.

Pero Lena lo logró al acercarse a Brad Pitt e intentar darle un beso en la boca, sin el consentimiento del actor.

@priceofreason

Las redes sociales se encendieron en llamas discutiendo la foto de Lena Dunham y Brad Pitt. No quedan muchas dudas sobre lo que está ocurriendo al mirar la foto. De todas formas, los usuarios fueron capaces de empantanarse en los dimes y diretes del asunto:

Twitter

Las mujeres como Lena Dunham son unas pervertidas y deben ser condenadas, pero aun así, ya me hartaron los posts de los que dicen ‘si ella fuera un hombre, la estarían crucificando en este momento’, cuando en una infinidad de instancias, los hombres poderosos que han mostrado comportamientos similares siguen siendo bien queridos y estimados. 

–@marysuewriter por Twitter.

Twitter

Ok, entonces Lena Dunham está acabada, ¿no? Trató de besar a alguien sin su consentimiento es un intento de asalto sexual + se lo hizo al maldito Brad Pitt. Voy a necesitar que cada Shannon, Sharon o Samantha que dejen de lado su defensa de todas las mujeres. Necesitamos a esta perversa fuera de Hollywood. 

–A Fuckboy por Twitter.

@lenadunham

Alguien como Lena Dunham es el claro ejemplo de las personas con trastornos narcisistas, incapaces de ver el daño que le causan a los demás en su búsqueda de atención y adulación. La incapacidad de Lena para esconder lo poco que le importan los temas de peso que trata tanto en su obra como sus opiniones, terminan haciéndole un enorme daño a estos mismos. El hecho de que siempre lo haga de una manera en la que ella aparece al centro de lo que sucede, solo lo vuelve más enfurecedor. 

Al mismo tiempo, la existencia de perdonas así sirven de chivo expiatorio para quienes quieren descalificar a un movimiento. Señalar a una persona horrible que forma parte de un movimiento, es una manera muy fácil de respaldar la descalificación al movimiento por completo.

@lenadunham

Esperemos que reciba el ostracismo que se merece.

Puede interesarte