Por Ghalia Naim
13 julio, 2017

“Soy genial, no necesito músculos”.

En el año 1997 se estrenó la legendaria película Titanic, dirigida por el ilustre James Cameron y protagonizada por el, en aquel entonces, guapísimo Leonardo DiCaprio. Ya pasaron 10 años desde que que Jack murió de frío para que Rose se salvara, y son varias las cosas que han cambiado. El actor ahora tiene 42 años, un Oscar en mano y, para el lamento de algunos fans, unos cuantos kilos de más.

A diferencia de otros famosos, Leo dejó de darle importancia al físico hace mucho tiempo y, además de protagonizar films, comenzó a dedicarse a la conservación del medioambiente y a luchar contra el cambio climático.

Sin embargo, sus relaciones amorosas no han tenido éxito y según los rumores, tampoco es caracterizado por ser el alma de la fiesta.

De acuerdo con el medio Page Six, el ganador del Oscar hizo recientemente una fiesta en su mansión de Malibu a la que invitó a varias modelos y amigos para compartir, pero a las chicas no les causó buena impresión. Durante toda la velada anduvo piropeando , explicando por qué no le gusta hacer ejercicio y lo bien que se siente con su cuerpo de “cuarentón”.

splash news

Una de las chicas presentes le comentó al medio lo poco sexy que fue la situación.

“Era una fiesta privada y él estaba bebiendo cerveza y alardeando de que no hace ejercicio. Las chicas estaban como que `¿Cree que eso es atractivo? Ya no tiene el cuerpo de cuando hizo Titanic´”.

Twitter/RG

Pese a los odiosos comentarios, a DiCaprio en serio no le importan los músculos y en varias oportunidades ha señalado que está muy ocupado haciendo cosas más importantes que ser “guapo”.

Solo diré que aunque no va al gimnasio creo que no se ve mal y que solo por tener esa actitud tan rockera me parece aún más sexy que cuando sacó a “Rose” a bailar.

Puede interesarte