Por Ronit Rosenberg
8 agosto, 2018

Para la monarquía es causal de excomunión.

Los últimos meses, la monarquía española ha estado en el ojo del huracán. Tras el polémico video de Letizia interponiéndose en medio de una foto de su suegra y sus hijas, la bomba de conflictos en la corona explotó. Es vox pópuli que los reyes tienen problemas a puertas cerradas, pero aquella era la primera vez que se salían de compostura para mostrar su realidad.

La relación de Felipe y Letizia no ha sido fácil, desde un comienzo. La experiodista, además de ser plebeya, era divorciada. Aquello no gustó para nada a los padres de Felipe, Sofía y Juan Carlos I. Se quisieron interponer entre medio de la relación, pero no les quedó más que aceptar el inminente casamiento de su hijo.

AFP

En rigor, su boda no estaba quebrantando ninguna regla de la monarquía porque Letizia había estado casada anteriormente pero su enlace se había hecho solo como boda civil, por lo que no había ningún obstáculo para que se casaran por la Iglesia.

Sus suegros la aceptaron, pero desde siempre le tuvieron sangre en el ojo. Por eso, Felipe y Letizia sabían que había un secreto que JAMÁS podría ver la luz. Si se divulgaba era el fin de todo. 

EFE

En el libro Adiós Princesa, escrito por el primo de la Letizia, David Rocasolano, se reveló que Letizia y Felipe mandaron a deshacerse de todas las pruebas que demostrara que ella se había sometido a un aborto en la Clínica Dator de Madrid. 

De acuerdo a Rocasolano, Felipe y su prima le pidieron a él que se encargara de borrar las pruebas. Felipe no confiaba en pedírselo a alguien de la Corona porque temía que llegara a oídos de su padre y si eso ocurría, no habría boda bajo ninguna circunstancia. 

EFE

Es un secreto que ha dejado a todos boquiabiertos. Los abortos siguen siendo ilegales en muchos países, por ende es un tema polémico y delicado para cualquier persona, pero cuando se trata de los reyes de España, escala a un nivel de escándalo indescriptible. La revelación de esto los pone en peligro, pues para la monarquía un aborto es causal de excomunión.

AFP

“Tuve un aborto hace un año en la clínica Dator de Madrid. Fue una intervención de la que me gustaría que no se supiera nada”, pidió Ortiz a su primo, al que le dijo “No lo entiendes, si esto lo sabe la madre de Felipe, la boda es inviable”, le reveló Letizia.

Era una tarea no menor, ya que se sabe que Sofía y Juan Carlos I encomendaron al servicio secreto de inteligencia de España para que investigara el pasado de la periodista. 

AFP

El año anterior Letizia había mantenido una relación con David Tejero, presentador español de televisión. Felipe decidió que había que borrar las pruebas inmediatamente. “Hay que hacerlo ya”, dijo. Rocasolano lo hizo tal como le pidieron y, hasta ahora, el secreto no había visto la luz pública.

¿Qué pasará ahora? 

Puede interesarte