Por Augusto Catoia
27 diciembre, 2017

«Que no se atrevan a creer que debo verme como ella», escribió la actriz, enfurecida por haber sido comparada despectivamente.

Desde siempre, las comparaciones se han dado en casos positivos y negativos. Algunas veces, se compara una cosa o una persona con otra para resaltar lo positivo de una de las dos cosas o personas. Sim embargo, a veces las comparaciones son un mero instrumento para criticar a alguien. Si la crítica es bien fundamentada, está bien. Pero muchas veces son solamente una forma para achacar a alguien de una manera muy hiriente. Y eso fue lo que le pasó a Lili Reinhart, actriz de la personaje Betty Cooper en la serie Riverdale.

Con razón, la actriz se molestó mucho por haber sido comparada injustamente. Pero no dio una respuesta a la altura… destruyó a la crítica recibida con un contragolpe mucho mayor que ella.

Backgrid

En la serie, la bella actriz baila con el caño y en ropa interior durante una escena. Y mientras seguramente sacó suspiros a muchos, otros simplemente miraron la escena con despecho por luego comparar su cuerpo con el de una modelo…

¿Y por qué la crítica fue tan maliciosa? Porque la colocaron al lado de una maniquí, más flaca que ella, en un anuncio publicitario de la misma prenda que vistió en la escena para suscitar la pregunta: «¿Quién se ve mejor con esa prenda?».

Tumblr

Pero la actriz desplegó artillería pesada en Tumblr y no dejó ni polvo de la crítica.

«Esto es una competencia. Una comparación entre dos cuerpos. Un caldo de cultivo para comentarios de juicios y negatividad. ‘Betty es gorda’, ‘Eso no es agradable’, ‘La modelo se ve mucho mejor’… Es la manera perfecta de incitar esta idea delirante de que aún está bien colocar mujeres en un pedestal y compararlas. Es la m***** más hipócrita que he visto«, atacó.

Entertainment Weekly

«Es frustrante ver a todas esas jóvenes que se autoproclaman como feministas participando en algo que representa el total opuesto. A ellas les digo: ‘Ustedes son el problema, ¿no lo entienden? Estás promoviendo la idea de que esa modelo es el cómo todas las mujeres deberían verse y de que no está bien verse de otra manera’«, agregó.

Y terminó con un cañonazo final: «Es por eso que tenemos disturbios alimenticios. Es por eso que chicas se suicidan por su imagen corporal (…) Espero que esto las haga pensar dos veces antes de comentar sobre la figura o el peso de otra persona.»

Como se dice en inglés, «Drop the mic». Es decir: bota el micrófono, Lili. No hay nada más que decir… ni nada más que contestarte. Ganaste el argumento.

Puede interesarte