Por Javiera Irarrázaval
8 febrero, 2018

Un golpe duro para él.

El 01 de febrero, Stormi Webster llegó al mundo de la mano de sus padres, Kylie Jenner y Travis Scott. En medio de la expectación del público y la prensa, días después del parto, la menor del clan Kardashian reveló lo que todos esperábamos: el nacimiento de su hija con el rapero.

Horas después de la confirmación de su primer embarazo, y nacimiento de su hija, Kylie subió un video a YouTube titulado “To Our Daugher” – para nuestra hija  en español- contando en 12 minutos cómo fue todo su proceso de gestación. En el clip que ya tiene más de 42 millones de visitas en la red social, se ve que la pareja está de lo más bien…

Pero, tal como trascendió en la prensa, esto no es cierto.

En exclusiva, RadarOnline revela que después del nacimiento de Stormi el 01 de febrero, Kylie no le saca los ojos de encima a Travis, y vigila cada uno de sus movimientos. 

https://www.instagram.com/p/Be3rTNplCHf/

Además de poner un nuevo set de reglas a su pareja. Una fuente del medio dice que la joven “vigila a Travis como un halcón y que ha contratado a un grupo de personas para vigilarlo”. 

Me and Astro boy soon rise

A post shared by flame (@travisscott) on

La fuente que proviene de la familia Kardashian, dice que ella “está espiando cada movimiento de Travis, pero por una buena razón”.

“Kylie no confía en Travis en absoluto, y no lo necesita para criar a la bebé”, dijo la fuente a Radar. “Ella quiere estar con él, pero sólo si él quiere lo mismo. Ella le ha dejado todo muy claro”.

-Fuente a RadarOnline

https://www.instagram.com/p/BdI2uRBlIex/

Asimismo, la fuente del medio, dice que Travis  sí quiere ser parte de la vida de su hija y de Kylie. Actualmente la pareja se está tomando todo con calma.

Esperamos que esto no afecte a la bebé.

Puede interesarte