Por Luis Aranguren
8 mayo, 2020

Según los psicólogos, a las madres les molesta ver los errores que ellas cometieron y no quieren que se repita.

La convivencia del hogar no es un proceso fácil y es completamente normal que existan conflictos debido a los distintos puntos de vista. Sin embargo, los padres tienen el deber de velar por sus hijos en el “camino de lo correcto” como lo suelen llamar y esto en ocasiones será un no a sus solicitudes.

Freepik

Pero siempre debe existir un equilibrio pues también deben ceder aún en contra de su voluntad si es necesario. Lo cierto es que los jefes de casa lidian a diario con esta serie de decisiones y algunos de sus hijos puede no estar de acuerdo.

Warner Bros. Pictures

Y por más que no lo creas, el hijo con el que más discute un padre es el que más suele parecerse a él, según la psicólogo Marta Segrelles, esos padres observan en su siguiente generación actitudes de las que ellos se arrepienten o les habría gustado evitar para no tener problemas. Se relaciona con la teoría de si alguien nos cae mal a primera vista es porque algo de nosotros se refleja.

Una de las causas es que durante la infancia los niños suelen emular lo que ven y oyen de sus padres, desde los tiernos abrazos hasta el hola papá u hola mamá.

“Todo lo que te molesta de otros seres es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo”.

Buda

Freepik

Debido a esto las manifestaciones de algún sentimiento negativo pudo haber sido provocada por los padres de forma inconsciente y es por esto que empiezan los problemas pues rechazan esa forma de ser que se encuentra dentro de ellos y si bien no es “notable”, está latente.

Lo recomendable es aceptar esas actitudes como parte de nosotros y manejar estas situaciones con inteligencia para evitar las confrontaciones, así podrán llegar a un acuerdo rápidamente donde ambas partes puedan estar satisfechas.

Puede interesarte