Por Lucas Rodríguez
29 mayo, 2019

Un experto en psicología evolutiva de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres dio con esta conclusión.

Si hay algo que nunca termina bien en la vida, eso es la infidelidad. El comprometerse para ser exclusivo con una pareja es algo que las personas de la mayor parte del mundo valoran muchísimo, al punto de que enterarse que tu pareja estuvo con otro u otra, es razón suficiente para terminar con un noviazgo o incluso, un matrimonio. 

Pixabay

A pesar de que el sentido común (en este caso, las películas y el entretenimiento) indique que son los hombres quienes generalmente tienden a ser los que son el que le fue infiel a su pareja, esto no es tan así. Sin embargo, al menos por el lado de los hombres, habría una explicación:

Los hombres infieles son poco inteligentes y tienen bajo CI.

Pixabay

Así lo indica un experto en la materia, Satoshi Kanazawa, quien ha dedicado toda su vida a la psicología evolutiva. En un paper publicado en el Social Psychology Quarterly, Kanazawa realizó un cruce de datos estadísticos junto con lógicas evolutivas, para señalar que la infidelidad juega en contra de muchas costumbres que las personas hemos ido desarrollando con el tiempo. 

Pixabay

Para Kanazawa, la monogamia fue desarrollada por las personas a medida que el ser humano se fue asentando, dejando de lado el nomadismo. Por esto es que asumir el compromiso de la fidelidad y exclusividad a una sola pareja, es dentro de todo una «novedad evolutiva»: los hombres han tendido a ser polígamos desde siempre, por lo que renunciar a esto sería una clara señal de una mente más moderna. 

Ya lo sabes: la próxima vez que tu pareja se burle de ti porque te cortarse separando salchichas o diste en un pie con la puerta, dile que el hecho de estar con ella es prueba suficiente de tu inteligencia. 

 

Puede interesarte