Por Lucas Rodríguez
28 noviembre, 2019

Vivieron hace milenios, pero ya creían que ningún sexo podía vivir mejor que el otro. Son un ejemplo a seguir, incluso hoy en día.

De entre las sociedades del pasado más remoto, hay pocas que generen tanto interés y de las que se tengan ideas tan románticas como la vikinga. Lo que todos sabíamos era la imagen de una sociedad de gigantes guerreros sin miedo a nada, que zarparon por rutas que nadie había tomando antes, conectando pueblos y abriendo rutas de comercio que llevaron a la historia a sus próximas etapas. La serie «Vikings» nos ayudó a confirmar esto, además de darnos la idea de que no solo eran personajes fuertes y valientes, sino que además hermosísimos (ayuda que el casting de la serie fueran casi puros ex modelos y actrices famosas por su belleza).

Aun así, a diferencia de otras producciones de época a la que nos habíamos acostumbrado, en Vikings las mujeres eran tan o más rudas que los hombres, sin que por eso dejarán de ser las más elegantes del campo de batalla. Lagertha, la escudera que rápidamente se tornó en una de las protagonistas de la serie, se ha convertido en todo un ícono. La actriz que la interpreta es cinturón negro en varias artes marciales y una mujer totalmente independiente. Lo que no sabíamos, es cuanto de esto está basado en la historia real. 

kfodjnvkdabv

A pesar de haber vivido hace muchísimos cientos de años atrás, los vikingos eran una civilización increíblemente igualitaria. Aunque tenían ciertas diferencias por riqueza y castas, lo pareja que era la relación entre las mujeres y los hombros nos sorprende. Teniendo en cuenta que en otras civilizaciones de la época, las mujeres no eran más que un objeto capaz de hablar, para los vikingos la mujer no era menos que un hombre. Si alguien se propasaba con una de ellas, era reprimido con fuerza, al punto de que incluso se le pudiera someter a la pena de muerte. 

jekrbvjkhebvjkhbv

Estudios más recientes dieron incluso con un aspecto muy revelador. El jornal Economics & Human Biology publicó los descubrimientos de un equipo, que midiendo los restos de vikingos y vikingas, notaron que apenas había diferencias de desarrollo, algo casi inexistente en otras civilizaciones contemporáneas (y que no se volverá a ver por bastante años más). Esto significa que las mujeres tenían el mismo acceso a alimento y medicina que sus compañeros.

keauvnakebvajerb

Hay que pensar que estamos hablando de una época en que la alimentación aun no era algo normalizado. Conseguir comida y combatir el hambre seguía siendo el asunto en torno al cual giraba la vida. Pensar que para una época en la que no sobraba el alimento, aun así los vikingos no pensaron en hacer diferencias, nos habla de personas muy adelantadas a su tiempo. 

Puede interesarte