Por Luis Aranguren
3 septiembre, 2019

Sus canas son señal de sabiduría, una que sin duda no dudarán en compartir con muchos mimos a sus pequeños tesoros.

En ocasiones creemos que la única misión de los abuelos es mimar a sus nietos, pero su influencia va más allá de eso. Ellos les dedican su tiempo libre por completo, mientras sus padres trabajan esos ancianos dan todo porque sus nietos estén bien.

Cualquiera que haya crecido con sus abuelos en casa entenderá lo importante de que estén ahí, contándonos sus experiencias y vivencias del pasado pero sobre todo apoyándonos ante el castigo de nuestros padres.

Daily Mail

Un estudio aseguró que relacionarnos con nuestros abuelos en la infancia disminuye las posibilidades de sufrir depresión el la adultez. Aunque es sorprendente saberlo creo que con tener un par de recuerdos con ellos, todo se vuelve más tranquilo.

Según lo publicado en la revista The Gerontologist, científicos del Boston College realizó un estudios en 356 niños y a sus 373 abuelos. Al pasar 19 años estudiaron la salud mental los ahora adultos y demostraron que los que estuvieron con sus abuelos sufrían menos de ansiedad o las superan con facilidad.

Pixabay

Pero la felicidad es en ambas direcciones, los abuelos que comparten mucho tiempo con sus nietos suelen tener menos síntomas de depresión.

El amor es conveniente para todos, lo afirma la ciencia por eso la estabilidad ofrecida por los ancianos de la casa da esa estabilidad y seguridad emocional que no obtendrán en ningún lugar. Por otra parte la Universidad de Oxford encontró que los lazos de nietos y abuelos ayuda a que olviden experiencias traumáticas como el Bullying, la pérdida de un familiar o el divorcio de sus padres.

Pixabay

Lo importante es involucrarse desde pequeños, que se pueda crear y mantener la conexión desde el principio. Los abuelos tienen experiencia y los niños la necesitan, son una fuente amplia de conocimiento y amor que seguramente los pequeños sabrán aprovechar.

Convivir con tus abuelos es lo mejor, no existe nada negativo en ello por el contrario nos mantiene saludable mentalmente. Siempre querremos escuchar esas historias del pasado con una gran lección y un abrazo al final.

Getty Images

Si tu hijo no ha visto a sus abuelos tal vez debas preparar un viaje el fin de semana, seguramente los pequeños y ellos lo agradecerán.

Puede interesarte