Por Lucas Rodríguez
7 agosto, 2019

Ahora que tienen a la ciencia de su lado, de seguro van a continuar con eso de que son superhéroes.

Los pelirrojos son de esas cosas que podemos captar con nuestros ojos a las que nunca nos vamos a acostumbrar, por mucho que sean parte de la población y tengan una explicación genética bastante simple. Lo poco comunes que son, sumado a sus muy llamativas características físicas, los vuelven una suerte de criaturas míticas caminantes. Por esto también, es que parte de la relación que el resto de los mortales tenemos con ellos se basa en atribuirles características fuera de lo común. Es inevitable: las personas tendemos a proyectas nuestras creencias, miedos y supersticiones en las cosas que no conocemos bien. 

La ciencia ha estado dedicando parte de su tiempo a estudiar a estos muy llamativos miembros de nuestras especie, dando con algunos resultados muy interesantes.

Pixabay

Debido a la mutación genética (en un buen sentido, no en uno tipo X-Men) que lleva a su piel a tener ese tono blanco, la mayoría de las veces moteado de pecas, favorece la producción natural de vitamina D. Esta maravillosa vitamina tiene el efecto inesperado de mejorar la salud de los pelirrojos, volviéndolos más resistentes a las enfermedades, al punto de que los partos de las mujeres con el pelo rojizo son más seguros que los de sus compañeras de pelos oscuros o rubios. 

@sadiesinkfandom

Pero las particularidades de los pelirrojos no acaban acá. Debido a esta misma causa, los investigadores de la Universidad de California, las personas que pertenecen a este grupo fenotípico tienen una resistencia al dolor más alta que los demás. Esto fue descubierto en un estudio en el que se sometió a personas de distintos colores de pelo a las mismas dosis de anestesia. Una vez se durmieron, los investigadores les propinaron leves descargas eléctricas. Para su sorpresa, los pelirrojos necesitaron una cantidad mucho mayor de anestesia para ignorar completamente el dolor. 

mc1r.magazine

Si creen que ya escucharon suficiente sobre los poderes secretos de los pelirrojos, calma, porque aun nos falta uno. Junto con su resistencia a la anestesia, los investigadores también determinaron que cuando se encuentran con dolores musculares, la cantidad de analgésicos que los pelirrojos necesitan es mucho menor que la del resto. En otras palabras, con menos remedios se curan más rápido de los dolores corporales. 

mc1r.magazine

Así que ya lo sabemos. Los pelirrojos no son solo personas maravillosas por fuera, sino que están llenos de sorpresas por dentro también. Que todas estas tengan que ver con aguantar dolor y sanar heridas, cosas muy útiles para una batalla, es solo coincidencia… ¿o no es así?

Puede interesarte