Por Ghalia Naim
26 julio, 2017

Todo este tiempo pensamos que era “la dictadura imperialista de EE.UU.” y resultó ser él…

El súper hit del año, “Despacito”, no para de sonar en las radios de todo el mundo y ya no hay quien pueda escapar de su pegajosa melodía. El fabuloso tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee es un verdadero fenómeno y son varios los fans que han hecho versiones. Incluso existe un remix con ronquidos…

Para los artistas, que la gente cambie la letra de la canción no es un problema, y hasta ahora se lo habían tomado con mucho humor. Sin embargo, un particular evento sobrepasó los límites.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, usó el tema con fines políticos y Fonsi se opuso por completo.

Esto fue lo que escribió en Twitter:

No hay “Despacito” para Maduro…

Aprovechando la popularidad de la canción, el gobierno venezolano la versionó  e  integró al repertorio de la campaña para promover la Asamblea Constituyente con la que se pretende reformar drásticamente la Constitución, y así darle poderes excepcionales a la figura del Presidente. 

¿Qué pasa en Venezuela?

Las protestas contra el gobierno llevan casi cuatro meses y lamentablemente la represión ha cobrado más de 100 víctimas fatales.

Según datos de la ONU y el Observatorio Nacional de Violencia (2016), este país se encuentra entre los 10 más peligrosos del mundo, y es el más violento del continente americano, superando a El Salvador. Las condiciones de vida son cada día más deplorables: no hay comida ni trabajo, y la inflación es altísima. De acuerdo con el Banco Mundial, un poco más de 700.000 personas han migrado por la situación y la cifra sigue en aumento cada mes.

Por otro lado, la oposición asegura que no dará marcha atrás hasta conseguir un cambio, pero lamentablemente  el consenso no parece estar cerca.

Bueno, está claro entonces por qué Luis NO es fan de Nicolás…

Puede interesarte