Por Josefina Pizarro
14 noviembre, 2017

El fotógrafo ha tenido que pedir disculpas por el terrible retoque.

Todos nos hemos hecho alguna vez un pequeño retoque por aquí y por acá. Desde los filtros de Instagram hasta ser básico con Photoshop, siempre y cuando no se exagere y mientras te guste el resultado final de la foto, todo bien. Ahora, es terrible cuando alguien externo photoshopea tus fotos sólo para ocultar partes que no quieren que las personas vean, como le pasó a la alabada actriz Lupita Nyong’o. La dejaron calva por cruel prejuicio.

La actriz Lupita Nyong’o, de 34 años, posó para el número de noviembre de la edición británica de “Grazia”, pero al ver las fotografías, sólo se llevó una enorme decepción.

@lancomeofficial x @theststyle #coverstory

A post shared by Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) on

El Photoshop en la portada de la revista fue realmente cruel, cambiando el aspecto de su cabello.

La intérprete, mexicana-keniana- comparó la portada que había llegado a manos de las personas con otras dos instantáneas tomadas en ese mismo lugar: en la portada aparece con la cabeza afeitada, mientras que en las otras fotos aparece con su cabello rizado en una coleta.

Ella escribe en su Instagram:

“Como he dejado claro tan a menudo en el pasado con cada fibra de mi ser, yo abrazo mi herencia natural y a pesar de haber crecido pensando que la piel clara y el pelo liso y sedoso eran el estándar de belleza, ahora sé que mi piel oscura y mi pelo rizado también son hermosos. Ser presentada en la portada de una revista me llena, al ser una oportunidad de mostrar a más personas que las pieles oscuras y los pelos rizados, y en especial a nuestros niños, son bellos tal y como son. Estoy decepcionada que @graziauk me haya invitado a ser su portada y que luego editaran y alisaran mi cabello para adaptarlo a su noción de cómo es un pelo hermoso. Si me hubieran consultado habría explicado que no puedo apoyar ni tolerar la omisión de lo que es mi herencia, con la intención de que se den cuenta de que todavía hay un largo camino por recorrer para combatir el prejuicio inconsciente contra la tez de las mujeres negras, su pelo y su textura”.

As I have made clear so often in the past with every fiber of my being, I embrace my natural heritage and despite having grown up thinking light skin and straight, silky hair were the standards of beauty, I now know that my dark skin and kinky, coily hair are beautiful too. Being featured on the cover of a magazine fulfills me as it is an opportunity to show other dark, kinky-haired people, and particularly our children, that they are beautiful just the way they are. I am disappointed that @graziauk invited me to be on their cover and then edited out and smoothed my hair to fit their notion of what beautiful hair looks like. Had I been consulted, I would have explained that I cannot support or condone the omission of what is my native heritage with the intention that they appreciate that there is still a very long way to go to combat the unconscious prejudice against black women's complexion, hair style and texture. #dtmh

A post shared by Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) on

Tras la crítica de la actriz a la revista y su terrible Photoshop, “Grazia” se “disculpó” con ella. Una mala disculpa donde culpan al fotógrafo, pero algo es algo… supongo.

“La revista Grazia quisiera hacer claro que en ningún momento hicimos una solicitud editorial al fotógrafo para que el cabello de Lupita Nyong’os fuera alterado en la portada de esta semana, ni nosotros mismos lo modificamos. Pero nos disculpamos por no haber respetado los más altos estándares editoriales para asegurarnos de estar al tanto de todas las modificaciones que se han realizado”.

A post shared by Grazia UK (@graziauk) on

El fotógrafo también salió a pedir disculpas.

El vietnamita An Le publicó un comunicado en “The GUardian” en que aseguró que el retoque digital fue un “error increíblemente monumental”.

“Pese a que no era mi intención herir a nadie, ahora puedo ver que alterar la imagen de su cabello fue un acto dañino”.

My Calvins. #NYFW #SS18

A post shared by Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) on

Obviamente.

“Es una mujer a la que admiro desde bastante tiempo. Me gustaría decir que lo siento mucho de nuevo, a todos los que ofendí. Quiero agradecer a Lupita por abordar este tema tan importante” finaliza.

Ahora, yo me pregunto: ¿cómo nadie, ni el fotógrafo ni todas las personas que trabajan en la revista, no se dan cuenta del error? No sé, un “¿esto puede ofender de sobremanera a la actriz?”. ¡Por lo menos darse cuenta que la mujer está calva en las fotografías! Me da lástima que en pleno siglo XXI sigamos con estas cosas como los prejuicios, que debieron ser eliminados hace bastante tiempo. Al menos se dieron cuenta de su error, y lo arreglarán a su manera.

No te lo pierdas