Por Francisco Armanet
29 julio, 2016

Esta conversación es sólo apta para mayores de 18 años. Por favor…

Cada familia tiene la libertad de decidir qué hacer y qué no hacer. Algunas son más liberales e incluyen a sus hijos en temas de los padres y vice versa. Es común ver cómo las actividades que antes eran impensadas compartir entre todos los miembros de la familia, hoy se conversan en la mesa y se realizan en conjunto. Está bien, sin embargo, hay veces que las cosas pasan sin que todos necesariamente quieran. Este fue el caso de una madre que, con todo el derecho del mundo, inició una conversación en un chat erótico. Lo que, sin embargo, se le escapó de las manos, fue haber incluido accidentalmente a su hija en el diálogo.

Lo que ocurrió es hilarante y te lo contamos.

chat1
Daily Mail

-¡Vive la vida! -Escribió Sharon, la madre de esta pequeña a un hombre en el chat. Y acompañó sus palabras con una foto.

-Qué bien, te ves fantástico, Sharon. -Contestó el tipo.

-¡Gracias, pelo, playa, y nada de maquillaje!

-Lindos senos…

-Oh, gracias. No estoy usando ni sostén.

-Muy bien, tienes un tamaño perfecto. Me encantan y apuesto que son muy lindas.

Daily Mail
Daily Mail

-¡Gracias! La verdad es que he perdido un poco de peso. Para mi edad, al menos. 

-Te ves fantástica.

-Gracias, no está mal para tener 66, ¿cierto? Antes era aún más delgada. ¿Te gustan las mujeres mayores?

Daily Mail
Daily Mail

-Sí, me gustan. -Contestó el tipo.

-¡Qué bien! Cumplí 66 en mayo.

-Yo soy muy bueno en la cama.

-¡Esos son los genes italianos!

-Sí, lo son. A pesar de que ha pasado un buen tiempo desde que…

Daily Mail
Daily Mail

-Si vienes acá, olvídate de salir de la casa durante un par de días, Sharon.

-¿Lo dices en serio?

-Claro.

-Oh Dios mío. ¡Eres un chico malo!

-Oh sí, lo soy.

-Yo ya casi soy una virgen, ¡ha pasado tanto tiempo!

Daily Mail
Daily Mail

-¿Cuándo viajas de vuelta a casa. -Preguntó el hombre, que ya se estaba entusiasmando más de la cuenta.

-Mañana o el martes. Ese día trabajo a las 2 pm. -Contestó la madre y, de pronto, sin que nadie lo esperara, una persona que no debía estar en el chat, dijo unas palabras.

-Hola mamá. -Saludó la hija de Sharon.

-Hola. -Contestó el tipo y, naturalmente, la conversación llegó a su fin.

Sharon cortó el chat y lamentablemente no tuvimos más información.

Como decía, todos tenemos derecho a hacer lo que queramos y nadie puede juzgarnos por eso siempre que no dañemos a quien tenemos al lado. Sin embargo, hay veces que debemos tener cuidado. Esta pequeña niña jamás se esperó encontrarse con una conversación erótica entre su madre y un desconocido que prometía ser excelente en la cama.

¿Tú qué opinas al respecto?

Puede interesarte