Por Lucas Rodríguez
5 febrero, 2019

Criar hijos es tan duro como cualquier trabajo de tiempo completo. Si los demás tienen vacaciones, las madres también se las merecen.

El llamado «trabajo más duro del mundo» (aunque creo que un trabajador de una refinaría en alta mar o un pescador de langostas puede que tenga ciertas quejas al respecto), criar niños, es algo que vemos todos los días, ocurriendo de manera tan común como el sol intercambiando su lugar con la luna.

Pero, ¿has realmente considerado todo lo que agota esta tarea a las madres? es cierto que hoy las tareas del hogar ya se han dividido más: la mujer va a trabajar y el hombre ayuda en la casa, esto ya está aceptado. Sin embargo, por una cosa biológica, casi animal, siempre va a ser la madre la que se lleve la mayor parte del trabajo con el bebé. Solo supón lo cansadas que se deben sentir. 

Pixabay

Resulta que lo común, que es ver a las madres cansadas y simplemente seguir adelante, no es lo mejor. Lo que sería lo más conveniente, aunque suene extraño, es que las madres se dediquen un poco de tiempo para ellas mismas. Un estudio publicado en la revista Frontiers of Psychology así lo recomendaría

Al final se trata de la salud mental de la mujer. Estar todos los días a toda hora bajo el yugo de una criatura que grita, llora y se ensucia el pañal es algo muy estresante, por mucho amor que haya de por medio. Es un trabajo a tiempo completo, y al igual que en otros trabajos, es necesario tomar unas buenas vacaciones de vez en cuando. 

Pixabay

Las medidas de esto son bastante específicas: la madre debería tener una mañana para ella sola, de calma y tranquilidad. Junto con esto, un día al mes debería ser para que ella lo ocupe en lo que quiera. Si esto es ir a conocer un monte o explorar un bosque, está bien. Si es una madre, tiene buen criterio. 

La clave para lograr esto es la buena planificación. Puede que suene difícil, teniendo en cuenta que parte de las capacidades de los niños, y especialmente los bebés, es desmontar y desordenar cualquier tipo de plan. Aun así, no hay que perder la esperanza.

Pixabay

Quizás haya que recurrir a una planilla Excel o un viejo calendario. Pero como sea, las madres se merecen un poco de descanso. 

 

 

Puede interesarte