Por Luis Aranguren
19 junio, 2020

La ganadora del Premio Nobel de la Paz ha sido fuente de inspiración para las miles de niñas a las que no les permiten avanzar. Ella ha llegado lejos.

Todos recordamos tiempo atrás la historia de una joven pakistaní que deseaba estudiar, pero que algunos no querían que alcanzara este sueño. Ella era más fuerte y a sus 16 años decidió que esa era su meta: alcanzar lo que otros le prohibían.

Lamentablemente mientras regresaba de la escuela recibió la agresión de un talibán: un disparo en la cabeza cambió su vida. Este ataque era perpetrado por rebelarse ante leyes retrógradas.

Twitter / Malala Yousafzai

Aunque su familia esperaba lo peor, tras semanas de terapia intensiva y recuperación, logró sobrevivir a aquel duro golpe de la vida. Por suerte aquella experiencia no le dio miedo, al contrario, le dio fuerzas para seguir luchando por el derecho de la educación para las niñas en su país y de todo el mundo.

Esta lucha fue la que le dio la oportunidad de ser acreedora de un premio Nobel de la Paz, debido a que su lucha no era con odio sino que explicaba la necesidad del diálogo para acabar con esos problemas.

Pues ahora esa lucha ha dado sus frutos, la joven Malala que una vez se esforzó por seguir yendo a la escuela, ahora se ha graduado de la universidad. Con 22 años logró obtener sus títulos de Filosofía, Economía y Política en la prestigiosa Universidad de Oxford.

Un gran ejemplo de lo que puede pasar si no le cortas las alas a alguien que quiere llegar lejos, porque a pesar de la violencia y opresión hoy Malala Yousafzai tiene 3 carreras y tal vez luego vaya por más.

Twitter / Malala Yousafzai

A través de Twitter decidió compartir su felicidad, entre espuma de colores y serpentinas para luego estar en casa con sus familiares. Escribió también que por ahora solo quiere descansar un poco y se lo tiene merecido, ya que ha hecho mucho por ella y el mundo.

Muchos han comentado mensajes de felicitaciones y alegría para Malala, sin duda un esfuerzo que es bastante reconocido y que solo habla de lo importante de la perseverancia.

Twitter / Malala Yousafzai

Hace 6 años se encontraba en una camilla de hospital sin saber qué pasaría con su vida, ahora se encuentra celebrando en casa. Esperemos que ninguna otra mujer deba sufrir lo mismo o algo parecido para poder alcanzar sus sueños, porque una ha demostrado que puede llegar lejos.

Una gran noticia para el mundo, una fuente de inspiración para quienes creen que alcanzar sus sueños es imposible, esta joven ha demostrado que sí se puede.

Puede interesarte