Lo que ella está usando es algo que definitivamente también me pondría a diario. ¿Y tú?

La ex primera hija de los Estados Unidos es digna de una primera plana con esa genuina belleza, aunque durante las últimas fechas en realidad se ha hecho mucho de rogar para sonreír a la cámara como lo hacía en su época escolar. ¿Quién no la recuerda bailando “twerking”?

Ahora tiene 18 años y se volvió una madura mujer con mayores responsabilidades.

Istockphotos

Se graduó del bachillerato en 2016 pero decidió tomarse un año sabático antes de iniciar sus estudios en la Universidad de Harvard.

Istockphotos
Istockphotos

La mejor idea que pudo tomar fue la de viajar, viajar y viajar. El otoño de 2016 tomó sus mochila y se fue a recorrer Sudamérica.

Istockphotos
Istockphotos

Al volver, asistió al Festival de Cine de Sundance, en Utah, Estados Unidos y después comenzó sus internado en las oficinas de Weinstein & Co. en  Manhattan.

Istockphotos
Istockphotos

La hija mayor de Michelle y Barack Obama está muy interesada en el séptimo arte y aspira ser una gran cineasta. Es tan fresca y juvenil, que la vieron llegar a su internado con un look muy casual.

Para el cálido clima o para un ligero viento, Malia estaba preparada para hacer frente a las inestables temperaturas de la primavera neoyorquina.

Fuente
Fuente

Su selección consistió en un elegante short, chaqueta negra de ante y tenis blancos a juego con su blusa de algodón.

Fuente
Fuente

La resistencia a sonreír debió ser porque estaba más concentrada en llegar a tiempo antes que cumplir con el paparazzi. ¡Déjenla en paz!

Malia es preciosa, ¿cierto?

Puede interesarte