Por Camilo Morales
26 enero, 2021

“Te rento una persona (yo) que no hace nada. Siempre acepto solicitudes. Solo debes pagar 10.000 yenes japoneses (USD 100), gastos de transporte desde la estación y la comida y la bebida. Solicitudes y consultas por mensajes directos”, señaló Shoji Morimoto. Su negocio es un éxito.

A veces es difícil encontrar el trabajo perfecto o pensar a qué dedicarse sin caer en una eventual crisis vocacional. Para el japonés Shoji Morimoto, de 37 años, esa fue una ardua búsqueda, hasta que llegó a una curiosa conclusión: luego de pasar por muchos trabajos regulares e irregulares, se dio cuenta que para lo único que era bueno era para no hacer nada. 

Según consigna BBC Mundo, Morimoto ofrece servicios específicos, estos se basan en “comer, beber, con responsabilidad, por supuesto, y dar respuestas simples“. Es decir, el trabajo de este japonés es esencialmente ser una compañía, pero que no haga mucho.

Twitter Shoji Morimoto

Y es un trabajo que le ha dado frutos. Tal como cuenta, ha recibido miles de solicitudes para no hacer nada desde junio de 2018 hasta el día de hoy. Ha sido tal su éxito que cosecha miles de seguidores en sus redes sociales y que incluso escribirá un libro. Además, está casado y tiene hijos.

Pero Morimoto no siempre estuvo ligado al arte de no hacer nada. Cuenta que estudió Física en la universidad de Japón y que incluso se tituló de un posgrado de terremotos. Y tras salir de esa etapa universitaria, se enfrentó con el mundo laboral que solo le trajo decepciones. 

Twitter Shoji Morimoto

Pasó de trabajo en trabajo, algunos de ellos de forma freelance, pero ninguno se acomodaba a él ni lo hacía sentir satisfecho. “Fue entonces cuando concluí que quizás hacer algo no se me daba bien“, dijo Morimoto a BBC Mundo.

Además del trabajo, la gente cercana me solía recriminar que en las fiestas o barbacoas yo no hacía nada. Me sentía culpable. Pero después pensé en que a lo mejor podía sacarle alguna ventaja a ese inconveniente y se me ocurrió el negocio de ‘rentar a una persona para que haga nada‘”, contó el japonés.

Twitter Shoji Morimoto

Así fue como comenzó a darle forma a su nuevo y extraño emprendimiento. En Twitter, una de las plataformas donde más ofrece sus servicios, escribió en su biografía: “Te rento una persona (yo) que no hace nada. Siempre acepto solicitudes. Solo debes pagar 10.000 yenes japoneses (US$100), gastos de transporte desde la estación y la comida y la bebida. Solicitudes y consultas por mensajes directos“.

El sistema es bien simple, Morimoto cuenta que lo más común que ha hecho es acompañar a la gente mientras come o hace sus compras en el supermercado. También puede servir cuando alguien quiera realizar un proyecto o idea y encontrar una opinión externa.

Twitter Shoji Morimoto

Hasta el momento, los clientes parecen experimentar un cambio mental positivo tras alquilarme. Me dicen que es liberador poder hablarle a alguien de cosas que no son capaces de decirle a otros“, explicó Morimoto.

Para él ha sido un trabajo que le ha traído satisfacciones y una fama tal, que está pronto a escribir un libro con todas sus anécdotas. Una de ellas fue cuando fue contratado por una mujer para que le hiciera barra mientras corría una maratón. “Estoy disfrutando con el desarrollo inesperado que está teniendo todo esto“, cerró.

Puede interesarte