Por Andrea Araya Moya
21 febrero, 2020

Según Daily Mail, Meghan le dijo a sus amigos que no le gustó nada la decisión de la reina.

Recientemente, el sitio Daily Mail informó que la Reina Isabel y sus altos funcionarios habrían prohibido a Meghan Markle y el príncipe Harry de usar el «Sussex Royal» para su nueva vida como independientes. Y que también esto implicaría que los duques tuvieran que cambiar el nombre a la marca que quieren usar, porque la real está prohibida para ellos.

Sin embargo, al parecer esta decisión no le gustó nada a Meghan.

Según informó el mismo sitio, la esposa de Harry les dijo a sus amigos que no había nada que legalmente le impidiera a ella y al príncipe usar el nombre de «Sussex Royal», a pesar de la orden de la reina.

Meghan se quejó con sus amigos y les dijo que el nombre no debería «ser un tema» y que no es como que ellos quieran «vender camisetas y cosas por el estilo».

«Meghan dijo que ya terminó con el drama y que no tiene lugar en su vida para los detractores, y lo mismo ocurre con Harry«.

-Fuente a Daily Mail

Por otro lado, Meghan aseguró que los proyectos que tienen en mente hablan por sí mismos y sólo quieren proteger el nombre real, no sacar provecho monetario de él, según dijo una fuente a Daily.

«Meghan dijo que el nombre de su marca palidece en comparación con la base que están construyendo y el enorme impacto positivo que tendrá en las personas y el medio ambiente».

-Fuente a Daily Mail

Así mismo, la duquesa aseguró que el éxito de ella y Harry es «inevitable» con o sin la marca, pues Harry aún es considerado parte de la realeza.

Mientras tanto, la reina no ha emitido ningún comunicado oficial.

Puede interesarte