Por Andrea Araya Moya
28 enero, 2020

Según la biógrafa de la Reina Isabel, Meghan sentía que tenía una mejor vida como una estrella de televisión.

Para Meghan Markle dejar su vida «normal» atrás fue un desafío grande. Cambiar su estilo, hábitos y rutinas fue un vuelco de 180 grados en su vida, sobre todo después de casarse con el príncipe Harry y quedar expuesta al ojo público de los estrictos fans de la corona británica.

Pero ella quiso dejar todo de lado por amor a Harry e intentó convertirse en una duquesa y llevar una nueva vida siendo parte de la familia real. Hasta que después de años decidió renunciar a la realeza junto a su esposo y vivir una nueva vida, pues la prensa y los fans británicos no la dejaban en paz.

AP

Y, también, estaba arrepentida de haber renunciado a su carrera profesional en beneficio de su rol en la familia real. O al menos así lo informó la biógrafa de la reina Isabel, Sally Bedell Smith.

Según afirmó Sally a Vanity Fair, Meghan, de 38 años, era infeliz habiendo renunciado a su vida anterior por la corona.

«Parece que ella en realidad se arrepiente de renunciar a su vida pasada y lo que ella esperaba de la familia real no se compara con lo que ella tenía antes, a lo que estaba acostumbrada».

-Sally Bedell Smith a Vanity Fair.

AP

Así mismo, hace unas semanas la Reina Isabel anunció que Harry y Meghan ya no podrán ser llamados «Su Alteza Real» y no tendrán deberes reales, ni premios militares. Sin embargo, renunciar a todo eso no se comparaba a todo lo que Meghan dejó atrás antes de entrar a la realeza.

Según Sally, hay muchas ventajas al entrar en la corona británica, pero nada como dejar en el pasado cosas que para alguien pueden ser muy significativas.

REX

Y, si bien una de esas ventajas es hacer trabajo caritativo y dedicarse a instituciones, para Meghan no era algo tan importante como para todos los demás.

NBCU

Meghan era parte del reparto de la reconocida serie estadounidense «Suits», en ella encarnaba a Rachel Zane, una pasante de abogado. Meghan trabajó en la serie durante seis años, pero tuvo que dejarla de lado cuando comenzó a salir con el príncipe Harry, además de sus cuentas en redes sociales, su ropa antigua, entre otras cosas a las que estaba acostumbrada, y a las que ahora podría volver. 

Puede interesarte