Por Kat Gallardo
22 mayo, 2018

Cumplió perfecto con el “algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul”.

¡Parece que la nueva duquesa de Sussex aceptó dos anillos el día de su boda! Horas después de que Meghan Markle intercambiara sus votos con el Príncipe Harry en la Capilla de Saint Georve en Windsor, apareció con otra joya que esconde un lindo significado.

El impresionante anillo de talla esmeralda con una piedra de color aguamarina, fue usado por Diana, la madre de Harry, en estas imágenes de 1997.

AP

Para Harry y William ha sido importante honrar la memoria de su difunta madre cada vez que pueden. Es por eso que en ambas bodas incluyeron pequeños detalles que les recordaban la imagen de su mamá.

El enlace entre Meghan y Harry incluyó las flores favoritas de Diana por todos los rincones, además el anillo de compromiso de la duquesa también tiene dos diamantes de la colección personal de Diana.

Just Married: Introducing The Duke and Duchess of Sussex #RoyalWedding

A post shared by Kensington Palace (@kensingtonroyal) on

Pero el anillo aguamarina brilló sorprendió a varios, junto al cambio de vestido que hizo la novia. Para la segunda recepción del día, Meghan eligió un diseño de Stella McCartney.

Las plantas de color azul celeste de sus zapatos de boda Aquazzura, se hicieron eco del tono de la piedra. Incluso el Jaguar plateado que la pareja solía viajar a la recepción de la noche parecía estar coordinado con el anillo.

La pareja real parecía encantada de comenzar su nueva vida juntos mientras se dirigían a su recepción privada de la noche en Frogmore House, una finca de campo, que queda aproximadamente a media milla al sur del Castillo de Windsor.

Meghan cumplió con la tradición del “algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul”, que es la tradición y cábala en cualquier matrimonio.

Puede interesarte