Por Andrea Araya Moya
26 marzo, 2020

Harry se enteró por una llamada telefónica de que su padre tiene coronavirus. Y sólo quiere verlo.

Desde que se confirmó que el príncipe Carlos dio positivo por coronavirus, de inmediato los seguidores de la corona británica se preocuparon por él e incluso por la reina, pues Carlos había tenido contacto con otros miembros de la familia real antes de hacerse el examen.

Y aunque el heredero al trono está bien de salud y en cuarentena en Escocia, quienes están más que preocupados son sus hijos Harry y William, quienes se enteraron de su contagio a través de una llamada telefónica que hizo el mismo príncipe para notificarles.

WireImage

Harry de inmediato quiso viajar al Reino Unido para ir a ver a su padre y saber cómo está, pero no podrá.

Y es que Meghan Markle, su esposa, le prohibió tajantemente viajar para visitar a su padre de 71 años, según reportó el Daily Mail.

«Meghan bajo ninguna circunstancia está de acuerdo con que él viaje a cualquier parte en este momento».

-Fuente a Daily Mail


Así mismo, una fuente cercana a la pareja aseguró que Harry está frustrado con la prohibición, pero también lo está Meghan, pues se preocupa igual por su suegro y quiere ayudarlo.

Harry vio a su padre por última vez a principios de Marzo, durante el Servicio Anual de la Commonwealth en la Abadía de Westminster. Desde ahí viajaron a Canadá y se encuentran en cuarentena.

Por otro lado, Meghan le dijo a su círculo cercano que está planeando adoptar un perro labrador negro llamado Cole, para así ayudar a aliviar la atención en los refugios de animales y grupos de rescate.

Y les dijo a sus amigos que hicieran lo mismo.

Victoria Humane Society

Finalmente, Meghan está tomando todas las medidas necesarias para evitar contagiarse y que su familia se contagie, pidiéndole a su equipo que sigan estrictos protocolos de limpieza y teniendo contacto mínimo con otras personas.

Harry se ha comunicado vía telefónica con su padre y hermano.

Puede interesarte