Por Catalina Maldonado
16 octubre, 2020

Sus nuevas apariciones públicas ya no son con trajes de dos piezas y sombreros elegantes, pues ahora unos aros simples y un vestido con conciencia ecológica de una diseñadora afroamericana, es parte de su actual vida.

De trajes elegantes, eventos sociales de altar alcurnia y reuniones con altos mandos de la realeza, ahora Meghan Markle pasea por las playas de California luciendo despreocupada, disfrutando la vida y el giro que le ha dado junto a su esposo Harry y su hijo Archie.

Pero claro, esto no solo se queda en público ya que la duquesa de Sussex también asiste a sus charlas y eventos en línea —por todo esto de la pandemia de coronavirus— también luciendo sencilla, fresca y muy jovial. Nos encanta esta nueva Meghan y su estilo que, incluso, es sustentable con el medio ambiente. 

GTRES

Resulta que en estas últimas semanas se la ha visto apostando por pantalones de cuero, combinar prendas del Palacio con nuevos giros o simplemente mostrarse con una versión relajada de jeans y camisetas, con un mensaje que para todos es claro: ahora es diferente. 

En esta última ocasión, en una entrevista en línea con la revista Fortune, la ex realeza ha decidido entregarnos ese mensaje a través de la elección de su ropa pues se dejó ver con un vestido de la diseñadora Tracy Reese, mujer afroamericana que justamente trabaja con materiales sustentables y que corresponde a los mensajes de igualdad y ecología que Markle ha venido entregando el último tiempo.

Revista Fortune

Otras famosas afroamericanas como Michelle Obama y Oprah han llevado también piezas creadas por Tracy, quien se ha posicionado en el mundo de la moda y que se acompaña de esta lógica de darle un espacio para surgir con su apuesta sustentable.

Si nos fijamos en el vestido, es bastante sencillo. Con solo dos tonos de colores en morados y unos tirantes que dejaron al descubierto sus hombros y pecho, tiene un costo de $328 dólares aunque por el momento no se encuentra disponible en su página web. Puede ser un precio elevado, pero para un personaje público como Meghan, estamos hablando de algo bastante normal.

Sanctuaire

Si el vestido era sustentable, la joyería no podía estar muy lejos de eso. La duquesa llevó unos pendientes que tienen un precio de 195 dólares. Su diseño geométrico, permite usarlos de distintas maneras y también tienen un detalle especial: están hechos a manos en Nueva York con oro de 14 quilates con latón reciclado y postes de plata esterlina. También esta joyería está fundada solo por mujeres y se ajusta también al mensaje de igualdad de Meghan.

 Cuyana

¡Su cambio de imagen está a la vista y nos encanta!

Puede interesarte